Alza regional de delitos de mayor connotación social

Fecha Publicación: 17/8/2016

Suele ser descrito como parte de la idiosincracia nacional el ser ladrones, es verdad que hay palabras más eufónicas, apropiación indebida, o el hábito negativo de sustracción de bienes, o que las cosas cambian de dueño, muchos otros modos que delatan un hecho antiguo del cual no nos hemos terminado de hacer cargo, que afecta tanto a los connacionales como a los visitantes, para permanente vergüenza.

Sin embargo, el robo es solo una manifestación de varias otras actuaciones delictuales, que pueden amenazar la integridad física o la propia vida, destacando especialmente los denominados Delitos de Mayor Connotación Social (Dmcs). Según el Ministerio de Desarrollo Social en su glosario, son robos con violencia o intimidación, robos por sorpresa, robos de vehículo, robos de accesorios de vehículo, robos en lugar habitado, robos en lugar no habitado, hurtos, lesiones leves, lesiones graves, homicidios y violaciones.

La medición se realiza trimestralmente y la semana recién pasada el Ministerio del Interior y las policías, Carabineros e Investigaciones, entregaron el balance correspondiente al primer semestre de 2016, con el detalle de las comunas con mayor incidencia de este tipo de ilícitos, así como de aquellas que registraron una disminución relevante.

Los resultados son mixtos, en general las cifras reflejan que comunas del Bío Bío y la Región Metropolitana registraron alza de 221 casos y baja de 720, respectivamente, si se las compara con igual período de 2015. En lo particular y según este balance, Talcahuano lidera el alza de Dmcs, con un 10,4% de aumento. En la nómina de comunas más afectadas por la delincuencia, además de esta comuna de nuestra región, aparecen Arica con 245 casos más (9,8%) y Quinta Normal con 152 (10,2%), ocupando el segundo y tercer lugar, respectivamente.

Hay diferencias objetivas para explicar tanto las bajas como las alzas, algunas resultan escapar al ámbito de acción de los municipios y otras dan señales de iniciativas que debieran implementarse para corregir los números más preocupantes. Así por ejemplo, entre las primeras, la descripción del alcalde de Talcahuano quien menciona "problemas estructurales", entre ellos, la falta de empleo y el arribo de personas foráneas con conductas delictuales. 

En el ámbito de los factores que sí podrían actuar favorablemente se describen los implementados por la alcaldía de Quinta Normal, basados en lo realizado por el municipio en conjunto con la comunidad: "empoderar" a los vecinos para que no teman denunciar, lo cual requiere de una actitud de apoyo y adecuada receptividad, más otras medidas, como el cambio de las luminarias de la comuna a tecnología LED o la instalación de alarmas comunitarias.

Se puede observar que algunos de los proyectos requieren de financiamiento, pero no son de la cuantía que obligue a paralizar las iniciativas. Podrían ser viables con buena gestión, pero el ámbito más sensible es el compromiso de los vecinos. Es necesario recuperar y robustecer el sentimiento solidario del buen vecino, el contacto entre las personas puede hacer factible el cuidado mutuo, la vigilancia de todo el entorno y el cuidado de los bienes ajenos tanto como los propios y de paso mejorar nuestra ahora precaria convivencia.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF