Dificultades con la desmunicipalización

Fecha Publicación: 5/8/2016

Para la ciudadanía, que espera de gobierno una hoja de ruta que permita trazar metas factibles para las familias, un escenario estable, aunque no necesariamente óptimo, pero por lo menos predecible, la rutinaria aparición de desencuentros y faltas de armonización en el equipo gubernamental y sus socios políticos resultan en intranquilidad y desconcierto. 

Para esta situación se abren nuevos frentes polémicos, el más reciente, enmascarado rápidamente por otros de la coyuntura nacional, ha sido la actuación de parlamentarios de la Nueva Mayoría, al inicio del debate el proyecto, con una indicación de la diputada Camila Vallejo (PC), que obliga al Ejecutivo a implementar una nueva forma de financiamiento a los establecimientos, lo que provocó la reacción del senador Patricio Walker, con el lapidario comentario "espero que en el Senado votemos en contra de una indicación que es manifiesta y abiertamente inadmisible, inconstitucional y, por lo tanto, inaceptable". 

El proyecto de desmunicipalización que se encuentra en discusión en la comisión de Educación del Senado devuelve las 5.500 escuelas municipales al Estado, de manera gradual. La idea de esta iniciativa es crear 68 Servicios Locales de Educación (SLE), entidades descentralizadas cuya responsabilidad será la administración y el mejoramiento de la educación pública a nivel local. Sus directores serán seleccionados por Sistema de Alta Dirección Pública.

Cada SLE tendrá un Consejo Local de Educación que colaborará con el director del SLE y estará compuestos por representantes de la comunidad educativa. Se creará una empoderada Dirección de Educación Pública (DEP) en el Ministerio de Educación que coordinará a los SLE, fomentando su trabajo colaborativo en red. También distribuirá los recursos destinados a los establecimientos y promoverá la cobertura educativa a lo largo del territorio nacional.

Se abre así un nuevo foco de discusión, en un escenario que ya parece tener demasiado sobre el tablero. Como ha sido la tónica en casi todas las medidas en implementación, el desconocimiento de los directamente interesados, tanto de las autoridades edilicias, como la comunidad escolar en particular y la ciudadanía en general, representa una barrera que pudo haberse evitado, o a lo menos reducido considerablemente. Como en otras oportunidades, solo en los últimos períodos se empieza a conocer los detalles más importantes a la hora de adoptar posiciones, como ocurre con el financiamiento, justamente la primera colisión en la cámara baja.

Según expertos, la iniciativa del Mineduc no aborda un punto esencial: el cambio al financiamiento de los colegios, que es en base a la asistencia. En ese contexto, Educación 2020 realizó un estudio sobre el escenario financiero que enfrentará el sistema, y anticipa que se podrían generar nuevas brechas en los recursos de los colegios.

Siendo ese asunto importante, puede tener solución allegando los necesarios recursos, pero no con igual facilidad podrían corregirse los errores que podrían tener como origen los organismos de base, los Consejos Locales de Educación, cuyos atributos e impacto sobre el sistema requieren tanto de idoneidad como de una rigurosa coordinación con el Ministerio, el cual a su vez debuta con nuevos organismos para este efecto. Una elemental cordura hace aconsejable moverse en este proyecto con la mayor cautela y la menor de las impaciencias.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF