Comercio ilegal en el sector del Hospital

Fecha Publicación: 11/9/2015

Hace algunas semanas el Gobierno Regional, en conjunto con la Municipalidad penquista, Carabineros y la PDI, lanzaron un plan para erradicar de las calles del centro el comercio ilegal. Aquél que no paga impuestos, que no tiene control sanitario alguno, que no ofrece garantías al cliente, que ensucia, que no pocas veces atrae focos de delincuencia y que, por sobre todo, constituye una competencia desleal para con aquellos comerciantes que intentan sobrevivir haciendo las cosas bien, pagando impuestos, arrendando locales y cumpliendo con las leyes, ordenanzas y reglamentos.

Y aunque es natural que el ímpetu de los primeros días pierda algo de fuerza en las semanas posteriores, es muy pronto para evaluar si este plan ha dado los resultados esperados, en una batalla de largo aliento y particularmente compleja.

Sin embargo, sí se puede apreciar que el trabajo realizado en el centro, no se ha extendido con fuerza a otros sectores críticos, como la zona aledaña al Hospital Clínico Guillermo Grant Benavente. Un sector con alta concentración de comercio ambulante, al punto que por trechos se torna complejo el tráfico peatonal, para qué decir de quienes deben circular con muletas o sillas de ruedas. 

Paradójicamente en el lugar también se venden y elaboran alimentos sin fiscalización sanitaria, aunque posiblemente sea de agradecer que quienes consumen estos productos estén tan cerca de un hospital público. No menos problemática es la ley de la selva que opera entre quienes se arrogan la responsabilidad de cuidar autos or la vereda de San Martin, una calle donde por cierto no está permitido estacionar, pero donde no abunda la fiscalización policial ni municipal.
 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF