Carpe diem

Fecha Publicación: 8/7/2016

En la película la "Sociedad de los poetas muertos", estrenada el año 1989, se populariza el término Carpe diem, 2054 años después de haber sido escrito. Resume el consejo de un rupturista profesor de literatura, interpretado por el desaparecido Robin Williams, quien es contratado por la exclusiva Walton Academy, un antiguo y prestigioso centro educativo para los jóvenes de la clase alta norteamericana, una fortaleza de conservadurismo a ultranza. 

El recién llegado profesor se encarga, por el contrario, de despertar rebeldías y originalidades en su grupo de estudiantes sometidos a un régimen de rancia tradición. La película no es el tema, el tema es rescatar el valor de esta propuesta para lo que nos sucede día a día.

La frase en cuestión, que significa aprovechar el día presente, pertenece al poeta romano Horacio, del año 65 aC., figura en una de sus odas, en el contexto de la poca fe que le merecen las promesas del futuro. Mientras hablamos, aconseja: el implacable tiempo sigue huyendo, "disfruta del día de hoy y confía lo menos que puedas en lo que vendrá", "carpe diem quam minimum credula postero", en el original por si se encuentra una mejor traducción.

Es que a cada rato, sitiados por el pasado reciente, preocupados por el día que viene, dejamos de apreciar el único tiempo que en realidad tenemos, el presente, ya que el otro se ha ido y el que viene es incierto. Por eso Horacio advierte que dejar de apreciar los bienes presentes puede ser mañana motivo de lamentaciones, porque las oportunidades son fugaces. Es la reflexión, dos mil años más tarde, de John Lennon: la vida es aquello que te pasa mientras estas ocupado haciendo otros planes.
 

 

PROCOPIO


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF