El agro: un mundo de oportunidades para el desarrollo del Bío Bío

Fecha Publicación: 16/6/2016

Afortunadamente, hay quienes dejan de prestar atención a los lúgubres vaticinios de todos los días y se deciden por hacer algo al respecto, es el perfil de los emprendedores, que sin sumar todas las eventuales desgracias se esfuerzan por torcer el destino y encaminar sus propósitos hasta derrotar ampliamente las profecías del fracaso, a base de fe, tenacidad y constancia.

La presencia de este tipo de personas es vital para el desarrollo del país, aunque solo después de haber salido adelante, con muy poco apoyo y con mucho esfuerzo, obtienen reconocimiento, la oferta de todo tipo de alianzas benéficas, socios interesados en llevarse parte de los laureles y las ganancias, dando toda la razón al desencantado comentario de François de La Rochefoucauld; nada triunfa tanto como el éxito. 

En el ambiente de la Región, una actividad organizada por Irade (Instituto Regional de Administración de Empresas), un foro con el descriptivo título "Bío Bío potencia alimentaria. Agroindustria y Competitividad Regional", deja en evidencia cuál es el perfil que podría tener esta parte de territorio nacional, si se impulsaran con fuerza las oportunidades que existen para abandonar la ya crónica condición de adormecimiento, de crecimiento cercano a nulo, en cualquier caso insuficiente, por décadas, y devolver a la Región el sitial que tuvo. 

Participante de este foro fue el empresario Eduardo Weldt, botánico de la Universidad de Concepción que en un determinado momento, hace más de 40 años, inicio el negocio de las exportaciones regionales de rosa mosqueta y otros productos con valor agregado, encabeza ahora una un grupo de empresas centradas en exportar un 70% de su producción actual. La actividad se inició con un crédito de $150 millones, para mostrar en la actualidad una producción total de l entre los US$ 8 y los US$10 millones, siendo una fuente laboral para alrededor de 150 personas, más proveedores.

Mucha de la fortaleza de ese tipo de emprendimientos se debe a la existencia de dos factores positivos de extraordinario valor que no han terminado de desplegarse en todo su potencial; por una parte, la red de carreteras, especialmente la nueva autopista a Cabrero y el crecimiento notable, no solo en tamaño, sino en el crítico aspecto de la tecnología, como son los puertos, actualmente en condiciones de ventaja competitiva para todos los productos del sur de Chile y, por otra parte, infraestructura en desarrollo como el Centro de Inspección de Fruta Fresca en Cabrero, que permitirá enviar productos desde Bío Bío hacia Estados Unidos.

La Región tiene una historia ligada al Chile naciente, por siglos en la zona de frontera, justamente por eso, para abastecer al ejército español, se planta el viñedo más antiguo del país Cucha Cucha, en el valle del Itata, el siglo XVII. Los viñedos resurgen ahora, con el renovado interés de enólogos de países europeos o EE.UU, constituyéndose en otra clara oportunidad de retomar una actividad que en su tiempo formó parte de la producción agropecuaria de la Región.

Ante una situación de desarrollo industrial desfavorable, se abre para la Región un amplio escenario de avance en la agroindustria, una oportunidad que no debe perderse y que debiera ser parte fundamental de los programas de desarrollo, situación que requiere de trabajo conjunto, más que la sola esperanza de que surjan emprendedores ilusionados


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF