El camino para rebajar la dieta parlamentaria

Fecha Publicación: 4/6/2016

Acostumbrados los ciudadanos chilenos a escuchar declaraciones convocantes- de claro beneficio y de transversal conveniencia- de los políticos en las vecindades de periodos eleccionarios, podría ser otra vuelta de tuerca del mismo manido recurso, el oportuno renacimiento de la iniciativa que lleva un par de años de cauteloso sueño, aquella de rebajar las dietas de los parlamentarios.

En efecto, los diputados aprobaron una resolución para bajar sus sueldos. Como el artículo 62 de la actual Constitución establece que "los diputados y senadores percibirán como única renta una dieta equivalente a la remuneración de un Ministro de Estado incluidas todas las asignaciones que a estos correspondan", la única e inmediata manera de rebajar las dietas es involucrar a ambos estamentos.

En los primeros meses del presente año, uno de los patrocinadores de la iniciativa aclaraba que esta no es vinculante, es decir, no obliga a nadie, pero que es una interesante señal política para La Moneda en el sentido que están los votos para aprobarla, un indicio que hay interés en reducir ciertos "privilegios en el sector público" .

La iniciativa aprobada por los diputados solicita a la Presidenta Bachelet introducir urgencia a dos mociones parlamentarias estancadas aún en primer trámite legislativo: un proyecto de Reforma Constitucional para reformular el artículo 62 de la Constitución, que iguala la dieta con el sueldo de los ministros, y otro que impone un límite de 20 sueldos mínimos al ingreso del legislador. 

En un momento de dificultades financieras, con un horizonte complicado de la economía mundial y sus predecibles efectos sobre nuestra, es imperativo, por un lado, una estricta disciplina y prudencia en la utilización de los recursos y, por otro lado, una bienvenida y consecuente política de disminución global de gastos y de privilegios en el sector público, en ese sentido, la iniciativa aprobada por los legisladores no sólo busca rebajar sus dietas sino también el sueldo del Presidente, los ministros y subsecretarios, a la mitad.

Desde el Gobierno se recuerda que los sueldos de altos cargos se encuentran congelados, por tanto la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados comenzará en estos días el análisis del proyecto presentado en 2014, que tiene como objetivo rebajar la dieta parlamentaria. En la iniciativa se propone reemplazar el artículo 62°de la Constitución y de esta forma dejar de recibir una remuneración equivalente a la de un ministro de Estado. La comisión también estudiará un proyecto que deja la dieta parlamentaria en cerca de 4 millones de pesos.

Realmente, para la ciudadanía un avance de esa propuesta podría ser un signo extraordinariamente positivo, sino ejemplarizador, una muestra de austeridad que podría contribuir a devolver dignidad y respeto a la los legisladores, muy tocados por la negativa imagen que en la actualidad proyectan a la opinión pública, en las palabras de uno de los proponentes, el diputado Guillermo Ceroni, lo que se busca es "lograr que la gente recupere la confianza de los que actuamos en la política. Está claro que ninguno de los que estamos acá estamos por enriquecernos, sino que estamos por un afecto del servicio público".

También hay que tener claridad que la postergación o el rechazo de la iniciativa puede tener un efecto devastador sobre la imagen de los legisladores al confirmar, por el contrario, la más nefasta de las profecías.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF