Auge: menos errores y mejores resultados

Fecha Publicación: 25/5/2016

En buena administración debe entenderse que el trabajo ha de ser de la mejor calidad, que mientras menos errores se cometan, mejor será el resultado de los proyectos y más cercano su exitoso cumplimiento, por eso es que en el mundo de la empresa privada es tan estrecho el margen de error aceptable y muy cercana la desvinculación del responsable cuando ese cercano límite es sobrepasado, sobre todo cuando los resultados son críticos y se ha hecho especial énfasis en la necesidad de un proceder cuidadoso.

Exactamente, en sentido contrario al tratamiento benevolente y blando de la falta de prolijidad en muchos de los documentos sobre los cuales se apoyan las propuestas de las reformas. Como tareas mal hechas, apuradamente, aun a sabiendas, después de los primeros intentos muy poco exitosos, que los textos serían vigilados de cerca, justamente por la reiterada presencia de errores, que obligaban a hacer la tarea, sino totalmente de nuevo, por lo menos en gran parte. 

Llama la atención la reiteración de las equivocaciones, un ejemplo poco bienvenido ha sido el reconocimiento por parte del Ministerio de Salud de un error en 40 de las 80 patologías Auge, lo obliga a rehacer un decreto firmado en marzo de este año. 

El error implicaría modificar los aranceles de 11 de las 40 enfermedades, que se encontraban calculados de forma anual, cuando debería ser mensual. Mientras que, en otros 25 casos los pagos se calcularon por cada control, siendo que deberían ser divididos por doce. El presidente del Colegio Médico ofrece un ejemplo; el caso de los pacientes con tratamiento anticoagulante tras ser sometidos al recambio de la válvula aórtica. El nuevo decreto, erróneamente, establece un control anual, cuando corresponde a controles mensuales, y además el costo del copago sube de 2.410 pesos a más de 39 mil.

El resto ya es conocido, las explicaciones relativas a la causa de los errores, las medidas que se tomarán para corregirlos y, por supuesto, las indicaciones severas para estos hechos no se repitan. Una secuencia de frases a las cuales, de repetidas, ya nadie les concede credibilidad, en incremento de la desconfianza.

El Gobierno ha optado por consolidar lo que lleva avanzado, se daría mucho más énfasis en profundizar más que extender las reformas, una buena reflexión al examinar con objetividad las características del entorno político interno y el ámbito internacional. Por eso mismo, debería haber la mayor prolijidad en las informaciones o en la calidad de las propuestas para seguir con las tramitaciones de los proyectos de ley. 

A pesar de declarar que se daría tiempo para consultar a los involucrados en estas iniciativas, a continuación se indica una fecha próxima, como el mes que viene, por ejemplo, para enviar proyectos al Parlamento, en medio de dudas y reclamaciones de actores importantes del mundo académico, empresarial y gremial. 

Hay además otra circunstancia, la posibilidad de que el programa Auge, de excelente inspiración, se vea sobrepasado por los costos, por una parte por subvaloración de parte del Ministerio de Hacienda o, nuevamente, por desprolijidad al momento de establecer costos de nuevas patologías que se incluyen.

Toda la ciudadanía espera que a su país le vaya bien, hay buenas ideas, no es posible que estas se desvirtúen o fracasen por hay quienes no están haciendo el trabajo como debieran y se lo perdonen.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF