Reserva Nonguén: Peligros para un patrimonio ecológico

Fecha Publicación: 12/5/2016

La unidad Reserva Nacional Nonguén, creada el 30 de diciembre de 2009, está ubicada en la provincia de Concepción, Región del Bío Bío, y comprende las comunas de Chiguayante, Hualqui y Concepción, abarcando una superficie de 3.036,9 hectáreas. 

Es muy posible que muchos penquistas, parte de la idiosincrasia nacional, tengan más conocimiento de sitios lejanos de nuestra geografía que este parque, aquí mismo, a pocas cuadras, ni más ni menos que una de las reservas nacionales, que como se han definido corresponden a áreas cuyos recursos naturales es necesario conservar y utilizar con especial cuidado, por la susceptibilidad de estos a sufrir degradación o por su importancia relevante en el resguardo del bienestar de la comunidad. 

No es una observación ociosa, lo que se desconoce se subvalora y, en consecuencia, no se cuida, que es lo mismo que destruir, o permitir que eso ocurra, exactamente el riesgo que corre esta reserva en el patio de al lado de la ciudad, un trozo de naturaleza de valor difícil de calcular, pero que aumenta cada día, en la medida que el resto del planeta pierde patrimonio.

Estas reservas cumplen objetivos fundamentales, altamente vulnerables sin un continuo monitoreo, se trata del manejo la conservación y protección del recurso suelo y de las especies amenazadas de fauna y flora silvestres, la mantención o mejoramiento de la producción hídrica, y el desarrollo y aplicación de tecnologías de aprovechamiento racional de la flora y la fauna, en su definición técnica. Sin agregar otras connotaciones de naturaleza afectiva, que en su momento tendrán un mayor significado, porque representan la memoria histórica del territorio para los chilenos del futuro.

Nuestro Parque Nonguén, como parte de las reservas nacionales chilenas, integra el sistema de áreas silvestres protegidas por el Estado , regulado mediante la Ley 18.362 y administrado por la Corporación Nacional Forestal (Conaf). No todos saben que allí se protege importantes especies de fauna, entre las que destacan mamíferos como el monito de monte, zorro y pudú; entre los anfibios, destaca la ranita de Darwin; aves como el chuncho, el aguilucho, la lechuza blanca, el rayadito y el chucao, más el último remanente importante del bosque caducifolio de Concepción, que antes cubría la cordillera de la Costa en la Región y que fue remplazado, casi en su totalidad, por cultivos agrícolas y plantaciones forestales. 

Nada de eso es suficiente para cuidar este patrimonio, por eso es muy importante que en un gran esfuerzo conjunto la Universidad de Concepción, junto a la Asociación de Municipalidades para la Preservación de la Biodiversidad de Nonguén y otros Ecosistemas, integrada por las alcaldías de Concepción, Chiguayante y Hualqui, hayan firmado un convenio de colaboración para intercambiar conocimientos en materias de educación ambiental, planificación territorial y capacitación en manejo de ecosistemas. Una asociación que debe permanecer, es posiblemente la única manera de preservar para nuestros hijos la Reserva Nacional Nonguén, uno de los pulmones verdes más grandes de la urbe penquista.

Como patrimonio común es indispensable conocerlo, hacerse parte, ya ha habido denuncias de talas ilegales de árboles de esta reserva, si la ciudadanía toma conciencia, esto no puede volver a suceder, un esfuerzo válido para guardar un trozo de naturaleza, la poca que queda.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF