Estándares de probidad para los municipios

Fecha Publicación: 28/4/2016

Las primeras elecciones del año, ocurren en un tiempo muy oportuno para hacer una suerte de encuesta ácida, es decir, una encuesta de máxima y transversal participación, cuyos resultados representarán, una evaluación de lo que ha venido ocurriendo, particularmente en el ámbito más cercano. Las elecciones municipales, además de una prueba de presencia de las diversas colectividades, representan también una lectura de lo que los ciudadanos perciben en el accionar del mundo más circunscrito, y presumiblemente más visible, de las ciudades y comunas.

Hay al respecto un comentario que podría ser inquietante del presidente de Espacio Público, Eduardo Engel, al hacer un balance para un medio metropolitano del avance que ha tenido la agenda de probidad y transparencia. Efectivamente, el ex presidente del consejo asesor anticorrupción aseveró que faltaba avanzar en probidad y fortalecimiento de los municipios; "la cara visible del Estado para casi todo Chile es el municipio, de ahí viene la educación, el entorno, la salud y hay espacios grandes de corrupción en los municipios".

Sin elaborar sobre el particular le asiste, para empezar, mucha razón en identificar al municipio como la cara cercana y concreta del accionar del Estado, para efectos prácticos una estructura lejana y abstracta, a diferencia del primero, concreto y alcanzable, justamente en este sector de la administración pública es donde se requiere mayor avance, para tener una referencia, la calidad de las medidas que ha venido tramitando el Congreso obtuvieron una nota de 4,3 , en comparación con una bastante paupérrima evaluación en materia de municipios. Esta área obtuvo la peor nota del informe, con un 1,8 en calidad y un 12% de avance. 

El último informe del Observatorio Anticorrupción hace un seguimiento de cinco áreas, todas del más alto interés de la ciudadanía; Prevención de la corrupción, Regulación de los conflictos de interés, Financiamiento de la política para fortalecer la democracia, Confianza en los mercados e Integridad, Ética y Derechos ciudadanos. Especialmente, los dos primeros y los dos últimos de este listado están bajo el foco de observación del común de las personas, alertadas por los acontecimientos que se han venido sucediendo y que arrojan dudas sobre el accionar de los algunos de los actores relevantes de la sociedad. 

Para los integrantes del Observatorio, "la capacidad de reacción de nuestra ciudadanía, es uno de los activos importantes que tiene Chile". Las elecciones próximas pueden ser una oportunidad para poner a prueba esa capacidad, aunque atemperada por otra característica de nuestra idiosincrasia, el muy rápido olvido. Aun así, hay un desafío para las autoridades edilicias, transparentar su bien obrar. 

No sería propio esperar maniobras de ocultamiento, es impensable que se produzca un blindaje corporativo. Lo único que hace falta es dejar claramente sobre la mesa las buenas prácticas, una transparencia que permita ver las manos y las conciencias absolutamente limpias. No ha de entenderse que se trata de probar la absoluta falta de error o equivocaciones, que bien puede haberlas, lo que no puede ser es que ocurran deliberadamente, una tarea pendiente el demostrar, no debería haber problemas ya que así es como debe estar ocurriendo. La transparencia de los municipios es una oportunidad muy bienvenida de mostrar la corrección de sus procedimientos.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF