Pasión por el conocimiento

Fecha Publicación: 19/4/2016

En lo que concierne al avance del conocimiento hay solo una actitud posible, hacerse parte, negarse resulta en la lenta, pero inexorable, expulsión de la supercarretera del progreso. Hace algunos años un congreso científico mundial de primeras figuras en cada área del saber humano, rotuló ese encuentro como passion for knowledge, sin vergüenza alguna; la pasión por el conocimiento. 

Una idea que no tiene nada de nueva, hace dos mil años el romano Virgilio, el poeta regalón de Augusto, sí ese, el de la Eneida, declaraba que "nos cansamos de todo, menos de comprender".

Lo que ahora ocurre, parafraseando a Virgilio, es que nos cansamos de todo, menos de consumir y la comprensión es aceptable como ejercicio siempre que esté sin espinas, sin cáscara y convenientemente aliñada. Con dibujos e imágenes animadas a todo color, con multimedia, mejor aún, una comprensión lograda mediante recursos simplificados, prefabricados, pre digeridos, aprendizaje rápido, resumen incluido, discusión anexa, libros fáciles de leer, de letra grande y palabras cortas. Aptos para el consumo, pésimos para el desafío intelectual de reflexionar por cuenta propia.

Hay un riesgo muy grande de engañar y engañarnos cuando se prefiere las simplificaciones, las respuestas prefabricadas y las verdades a medias. Podemos sentirnos conocedores y ser pasto de manipuladores, demagogos y charlatanes, mientras estamos sentados perezosamente en nuestras seguridades artificiales, logradas al evitar reconocer que la vida rara vez es justa y más rara vez, simple. Mirando al fondo de la copa hay allí una trampa, que disimuladamente e indoloramente nos va quitando nuestras ya limitadas cuotas de libertad.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF