La voz del pueblo en el nuevo proceso constituyente

Fecha Publicación: 17/4/2016

Con batallas aun por librar, con estructuras cuya obra gruesa se encontraría terminada a la espera de los retoques que corresponda, el Gobierno emprenderá una vigorosa campaña para impulsar la máxima participación de la ciudadanía en el proceso constituyente. Se agrega el vasto ejercicio comunicacional que se espera ofrezca el necesario piso a la nueva Constitución, no una reparada o enmendada, sino una nueva.

El año recién pasado se supone se dio adecuado tratamiento terminal a la fase de partidos políticos, de los centros de estudios y de analistas en los llamados diálogos constitucionales, liderados por el ministro del Interior Jorge Burgos. Pronto habrá noticias si esa fase fue lo suficientemente completa y transparente como para que el abanico completo de las colectividades partidarias se hayan dado por satisfechas, o por el contrario, aparezcan quienes describan situaciones de incomunicación y falta de transparencia. 

Esta es la realidad del momento, en un mundo que parece girar con demasiada velocidad, del cual no es posible bajarse, se dará inicio a la segunda fase, el turno de la ciudadanía, en lo que al Gobierno respecta, por lo tanto ha empezado una campaña de información, cuyos contenidos más bien básicos y de estudiada simplificación permiten adivinar las características de su público objetivo. 

En la cabecera de esta nueva dinámica se ha comprometido la acción de dos ministros, el vocero de gobierno, Marcelo Díaz, quien iniciará una gira por todo el país en un operativo de extensión y motivación de la ciudadanía, para que esta se haga parte de la iniciativa, ya que la participación es crítica al momento de estimar el impacto de este proyecto.

El otro actor relevante es el titular de la Secretaría General de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, quien velará por la coordinación y cumplimiento del proceso de consulta y cabildos, quien ejercerá un rol de articulación en conjunto con el Consejo Observador para el funcionamiento de éste.

Se ha anunciado que a partir de la tercera semana de este mes, se iniciará una jornada de "Gobierno en terreno", con un despliegue a través de todo el país de los ministros, respaldados por la Presidenta, para explicar a la ciudadanía la importancia de participar en este proceso constituyente.

Se aduce que en las encuestas, sobre el 70% de los chilenos expresa su deseo de cambiar la constitución, aunque no se tiene absoluta claridad sobre qué es exactamente lo que se espera lograr con este cambio, ya que es muy dudoso que los que responden las encuestas estén cabalmente informados de los contenidos de la actual Constitución. Es posible verificar, sin embargo, que muchos esperan cambios concretos al cambiar la Carta Magna, desde mejoramiento de las condiciones laborales a logros económicos y reposicionamientos sociales, un disperso y no siempre acotado universo d expectativas.

Se ha dado inicio a un proceso que puede ser como abrir la caja de Pandora, a pesar de invitaciones a la moderación y al cumplimiento de una fase preliminar de educación cívica. La ciudadanía responsable no debe restarse, está ocurriendo en nuestro país y hay que estar allí si se quiere buscar el mejor bien para la República.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF