Cabildos ciudadanos: vox populi, vox Dei

Fecha Publicación: 15/4/2016

Estamos ad portas de escuchar la voz del pueblo, vox populi vox Dei, los cabildos, especialmente diseñados para estas audiencias, serán la oportunidad de saber qué está bien y qué está mal en la Constitución Política de la República y actuar en consecuencia, ir en un escalamiento de jerarquía en cuanto a los territorios consultados, recibiendo el dictamen de las gentes, faltando solo su redacción y otros procesos legislativos de examen y deliberación.

El ministro responsable del proceso, Nicolás Eyzaguirre, los ha definido como "una hoja en blanco" donde "la gente" expresará sus sueños sobre el Chile futuro e "imaginará" la Constitución que quiere.

Es interesante cada componente de esta declaración, en primer lugar aquello de la hoja en blanco, una suerte de olímpico gesto de borrar el pasado, la experiencia adquirida, olvidar el contexto histórico, las consecuencias probadas de errores de redacción inadvertidos o deliberados.

El segundo aspecto, es la gente, es decir, las personas que se decidan a participar en estos encuentros, con mediadores brevemente entrenados y es de esperare sin instrucciones de pauta, sin quorum establecido, muchas o pocas, representativas de los colectivos respectivos o no, en estadística hay una denominación, aleatorios, o sea al azar, podría haber entonces cabildos cuyas conclusiones tengan diverso e imponderable peso.

Lo tercero es el uso de la imaginación, o el sueño, sin límites, como la imaginación misma. Sobre ese cimiento se pretende elaborar la Carta Magna, bien puede ser que en las fases que siguen se desvanezcan los sueños, ante la imprescindible presencia de la realidad.
 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF