Nueva mirada a La Araucanía

Fecha Publicación: 29/8/2015

El nuevo intendente de La Araucanía, Andrés Jouannet, no se demoró demasiado en leer la pauta, recién instalado en el sillón que dejara su predecesor, Francisco Huenchumilla, ya estaba en condiciones de descartar, tajantemente, "que en esta región haya terrorismo, he recorrido Latinoamérica y Europa, y puedo decirles que el pueblo mapuche es un pueblo pacífico, los delincuentes que andan generando problemas, quemando casas y camiones no son mapuche".

De lo que tiene que deducirse, que sin la presencia en estos actos de gente mapuche, estos ya no pueden ser terroristas, ya que el pueblo mapuche, a juzgar por la experiencia del nuevo intendente en Europa y Latinoamérica, es pacífico. Si bien se mira, nadie puede decir que el pueblo mapuche no sea pacífico, aunque como cualquier otra agrupación humana puede tener integrantes delincuentes, violentos o terroristas.

Declarar de entrada que no hay terrorismo es negar desde el principio la posibilidad de emplear los medios legales para actuar frente a hechos de esa naturaleza. Un asunto altamente opinable, posiblemente con amplios márgenes de corrección política, sobre todo al examinar las definiciones internacionales sobre la materia, que en general corresponden a esa denominación o se le parecen demasiado como para seguir negando lo que sucede en La Araucanía, o restándole el significado que claramente tiene.

Lo que todo el país quiere saber- mientras se resuelve si es terrorismo o no- es quiénes son los responsables de los hechos, ya que resulta incomprensible que no se sepa, que no se pueda discriminar entre inocentes y culpables, ya que en ese caso todos pueden ser una cosa u otra.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF