La dura realidad que vive el mundo de la pesca en Chile

Fecha Publicación: 3/4/2016

El mar chileno tiene el potencial para ser uno de los ecosistemas más productivos del mundo, es otra de las conclusiones de Oceana, añadiendo que algunas especies tienen una capacidad excepcional de recuperación a corto y mediano plazo.
 

No es difícil encontrar mensaje premonitorios en épocas muy lejanas a la realidad de hoy, el anuncio de crisis en el sector pesquero, se viene repitiendo con intranquilizadora frecuencia desde hace mucho tiempo.

Hace más o menos cinco años, el Programa de Conservación Marina del Fondo Mundial de la Naturaleza, indicó que 64 por ciento de las 22 pesquerías con cuotas de captura en el país estaban en condición biológica de sobreexplotación, una situación que declaraban coincidía con los análisis oficiales disponibles, se añade que de 148 diferentes recursos pesqueros desembarcados en 2009, solo 20 de tenían evaluaciones sobre su condición biológica o estado de explotación. 

El año 2012, Samuel Leiva, coordinador de Campañas de la organización ecologista Greenpeace en Chile, declara "La crisis pesquera se agudizó en los últimos 10 años y es el modelo que permitió que las cuotas se pudieran determinar por sobre las recomendaciones científicas el que hoy día nos tiene en esta situación". Según un reporte del Centro de Investigación Periodística, nueve grupos económicos son dueños en Chile de 90 por ciento de la pesca industrial de jurel, sardina y anchoveta, las tres principales capturas en el país, un negocio que reporta más de 1.200 millones de dólares anuales.

En una publicación del Diario Las Américas del viernes recién pasado, se informa que la organización internacional de conservación marina Oceana instó al Gobierno chileno a "tomar medidas urgentes" ante el estado de "crisis alarmante" en la que se encuentran las pesqueras del país, aludiendo a los resultados entregados en el informe sobre el estado de las pesquerías chilenas en 2015, que revela que más del 70 % se encuentran colapsadas.

A través de un comunicado, la entidad llamó a implementar planes de manejo y de recuperación, luego de los "preocupantes" resultados, la directora ejecutiva de Oceana, Liesbeth van der Meer señala: "Cada año se deteriora más la crisis pesquera, con una nueva especie en estado de colapso y otra en sobreexplotación". Para la organización a la que pertenece esta es una clara prueba "que el Gobierno no ha podido revertir un problema que se arrastra hace más de una década, donde los planes de manejo son herramientas claves para la recuperación de los recursos". 

Lamentablemente las cosas son como son, no se trata de un nuevo intento de desfigurar la verdad con propósitos de otra naturaleza, la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura evidenció que un 72 % de las pesquerías chilenas no tienen capacidad para ser sustentables en el tiempo y que el nivel de capturas es muy inferior a su nivel histórico debido a la significativa disminución de los recursos, describiendo un escenario crítico que enfrentan 18 pesquerías chilenas, de las cuales nueve están "sobrexplotadas" y otras nueve "agotadas o colapsadas". 

El mar chileno tiene el potencial para ser uno de los ecosistemas más productivos del mundo, es otra de las conclusiones de Oceana, añadiendo que algunas especies tienen una capacidad excepcional de recuperación a corto y mediano plazo, siempre que se tome con seriedad el desafío de la recuperación bajo las medidas establecidas por la ley.
 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF