Ley para estimular la formación ciudadana

Fecha Publicación: 31/3/2016

Era una noticia esperada, durante los últimos dos años. Particularmente, se había venido representando desde diferentes colectivos la imperiosa necesidad de volver a poner, en los planes de estudio, la asignatura de Educación Cívica, eliminada por razones varias, cultura política para los niños de Chile incluida en un paquete de información relativa a ciencias sociales.

Para efectos prácticos, la distribución de determinados contenidos propios de este ámbito resultó en que estos se diluyeron de tal manera en los objetivos de la educación, que en la práctica pocos terminaban con una idea coherente de la organización del Estado, de sus estructuras, autoridades y sus funciones, con el evidente alejamiento de muchos ciudadanos que, desinformados, dejaron de interesarse por la cosa pública.

Se solicitó reincorporar la Educación Cívica como asignatura, a través de programas, talleres u otras formas pedagógicas participativas, eficaces y permanentes, con el objetivo de promover en la población infantil y juvenil, a la par de su formación ciudadana, el desarrollo de una opinión informada respecto de los procesos de cambio en desarrollo.

Recientemente, la Presidenta Bachelet, tras la Promulgación de la Ley de Formación Ciudadana, anuncia que el Ministerio de Educación presentará una propuesta que, entre sus ejes, contempla la creación de un ramo puntual de dicha materia para alumnos de 3° y 4° medio.

No es propiamente Educación Cívica, para la seremi de Educación, Alyson Hadad, "mantener una memoria histórica es imprescindible, sobre todo en un país en donde se cometieron graves atropellos en contra de la humanidad… Estamos a tiempo de educar a nuestros niños y jóvenes en las escuelas, pues es ahí – a través de la sociabilización – en donde ellos generan empatía y podrán comprender la importancia del respeto hacia el otro, pese a sus diferencias".

Por su parte, el Senador PS, Juan Pablo Letelier, indicó que: "es sumamente importante que desde el colegio se pueda inculcar en nuestros jóvenes la capacidad de hacer críticas con argumentos, sin descalificaciones, que originen un cambio en la comprensión del Estado de derecho del cual forman parte".

A la primera mirada se está hablando de cosas distintas, sin perder en absoluto de vista el concepto de los derechos fundamentales del hombre, o la preservación de la memoria, la educación cívica contemplaba la formación de un ciudadano, informado y responsable, el tema era la Constitución, los órganos del Estado, las autoridades y sus atribuciones, los gobiernos regionales o provinciales en su tiempo o lo que ahora corresponda.

Sin esa mirada, la base misma de la participación ciudadana está debilitada, como lo puede ser la fuerza de sus ideas cuando la ciudadanía sea consultada, como se espera que ocurra a corto plazo. No sería de extrañar que esta iniciativa, como ha sido anunciada en el prólogo, sea sometida a próximo escrutinio, puede que esté en las intenciones del proyecto completo, pero por el momento falta una respuesta, al modo como se espera formar al futuro ciudadano chileno.

Se ha iniciado la compleja dinámica del proceso constituyente, trabajo a largo plazo que contempla la participación de la sociedad chilena, tempranamente tendrá que hacerse evidente la falta de información y elementos del juicio, esos que había en la olvidada bitácora de la Educación Cívica.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF