Enmascarada y huidiza oportunidad

Fecha Publicación: 28/3/2016

En la película la "Sociedad de los poetas muertos", se populariza el término carpe diem, el consejo de un rupturista profesor de literatura, recién contratado por la exclusiva Walton Academy, un antiguo y prestigioso centro educativo para los jóvenes de la clase alta norteamericana, quien se encarga de despertar rebeldías y originalidades en su grupo de estudiantes sometidos a un régimen de rancia tradición. La película no es el tema, el tema es rescatar el valor de lo que estamos viviendo en un particular instante.

La frase en cuestión, que significa aprovecha el día presente, pertenece al poeta Horacio del año 65 a.C., figura en una de sus odas, en el contexto de la poca fe que le merecen las promesas del futuro. "Mientras hablamos -dice Horacio- el implacable tiempo sigue huyendo, disfruta del día de hoy y confía lo menos que puedas en lo que vendrá", en otra parte advierte que las postergaciones de los bienes presentes pueden ser mañana motivo de lamentaciones, por que las oportunidades son fugaces.

La oportunidad es de muy difícil diagnóstico, no siempre se presenta con transparencia, reconocible como tal, incluso puede estar a la vuelta de la esquina de una desgracia, un acontecimiento que parece poner fin a nuestras esperanzas, pero que en realidad abre la puerta a otra mejor y más cercana. Sin embargo, mientras se afina nuestra capacidad para reconocerla, hay que hacer lo mejor posible con lo que tenemos, puede ser que la única diferencia entre tener éxito y conseguir las metas y lograr salir adelante y quedarse por allí, encerrados en un nicho hermético, sea un poco más de mejor y sostenido empeño.
 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF