Igualdad de género, una estructura en construcción

Fecha Publicación: 8/3/2016

Se ha necesitado el paso de milenios para que sea un concepto universal el respeto a los Derechos de la Mujer, una circunstancia tan evidente para la mayor parte de la ciudadanía que hace olvidar el hecho que estos derechos son permanentemente vulnerados en varias partes del mundo y que transversalmente en todos los países y culturas los Derechos de la Mujer son ignorados y la mujeres desconocidas en su dignidad de persona. 

El Día Internacional de la Mujer, que hoy día se conmemora, es una fecha que se celebra en muchos países del mundo, en todo el globo, en un día como éste las mujeres de todos los continentes, a pesar de las distancias de las fronteras nacionales y las tremendas diferencias de naturaleza étnica, lingüística, cultural, económica y política, se unen para robustecer una tradición de lucha para conseguir igualdad, justicia y paz.

La mujer ha estado por milenios a la sombra del hombre, en tiempos remotos, como la compañera quieta que cuidaba los hijos y el sitio del reposo a la espera del regreso del proveedor y en esa instancia cuida el entorno, siembra y cultiva, como asimismo cría animales, el nacimiento del cultivo-la cultura- la etapa inicial del hombre en un sitio, terminando con el peregrinaje y fundando los pueblos.

La historia ha sido escrita por hombres, es por lo tanto incompleta y parcial, lentamente emerge el rol de las mujeres en todas las civilizaciones y el modo como algunas llegaron a tener participación de liderazgo, en una lucha plurisecular de la mujer por participar en la sociedad en pie de igualdad con el hombre. 

Es en el siglo XIX, expandida la sociedad en el mundo industrializado, que surge con más fuerza la idea de un Día Internacional de la Mujer, de esa manera, en 1909, en los Estados Unidos de América, se celebró en todos los Estados el primer Día Nacional de la Mujer. Al año siguiente, en Copenhague, se proclamó el Día de la Mujer, de carácter internacional, como homenaje al movimiento en favor de los Derechos de la Mujer y para ayudar a conseguir el sufragio femenino universal.

En 1911, en mítines a los que asistieron más de 1 millón de mujeres y hombres, en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, además del derecho de voto y de ocupar cargos públicos, se exigió el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral. Una iniciativa que tendría muchas oportunidades de profundización y lucha en el devenir de las tragedias de dos guerras mundiales, hasta que, en 1975, coincidiendo con el Año Internacional de la Mujer, las Naciones Unidas celebraron este Día por primera vez, el 8 de marzo.

La Carta de las Naciones Unidas, firmada en 1945, fue el primer acuerdo internacional para afirmar el principio de igualdad entre mujeres y hombres. Desde entonces, la ONU ha ayudado a crear un legado histórico de estrategias, normas, programas y objetivos acordados internacionalmente para mejorar la condición de las mujeres en todo el mundo.

La igualdad de género es una realidad que necesita construcción, en importantes segmentos de la población, particularmente en los sectores más vulnerables, persiste una condición de intolerable injusticia, de marginalidad y violencia hacia la mujer. Primero la ley y luego la cultura deberán encargarse de integrar a la sociedad a todos, independientemente de su género, comunes e iguales en humanidad.
 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF