El manejo comunicacional en la salud pública

Fecha Publicación: 20/2/2016

La comunicación de la verdad cuando se trata de una noticia negativa es una situación especialmente difícil en el área de la salud, pues conlleva significativas consecuencias en la vivencia de pacientes y familiares. 

Pero también esto representa un desafío para todos los posibles voceros de dicha información. Adicionalmente, el reconocimiento del principio de autonomía y de los derechos y deberes de los pacientes, ha derivado en un conjunto de obligaciones éticas y legales respecto a la información debida a ellos. 

Es por esto que se reconoce a las autoridades locales de Salud el haber entregado de manera fidedigna, oportuna y transparente los resultados de la "Evaluación de niveles de metales en la población general y laboral de la comuna de Coronel", estudio realizado por la Seremi de Salud del Bío Bío en conjunto con el Instituto de Salud Pública (ISP) y el Servicio de Salud Concepción (SSC) y que surge en respuesta a una necesidad de la población, debido a una investigación de la Brigada de Delitos Ambientales de la Policía de Investigaciones, respecto de la presencia de altas concentraciones de metales pesados en dicha zona.

Considerando el contexto socioeconómico de la comuna y el factor político que implica estar en un año con elecciones municipales, es fácil caer en la tentación de amplificar la información, creando alarma innecesaria, o bajarle el perfil y no responder adecuadamente las legítimas inquietudes de la comunidad. 

No obstante, hay una serie de consideraciones éticas, legales y clínicas que son las que deben primar en este caso, por sobre intereses particulares o los mencionados anteriormente en este marco eleccionario. 

En ese sentido, destaca la determinación de las autoridades sanitarias de realizar el primer estudio de este tipo en la Región, a objeto de cautelar la salud de la población aludida y, a raíz de los resultados preliminares, adelantar la notificación, vigilancia clínica e información respectiva, no obstante que la sistematización e informe final de este estudio, por parte del ISP, estará en abril próximo. 

En este contexto, las autoridades de Salud aseguraron la vigilancia clínica a los 18 casos que presentan niveles de metales sobre el nivel de referencia y ampliaron la toma de nuevos exámenes a las familias de los niños expuestos. Se ha recalcado que este es un estudio descriptivo, por tanto, no se puede establecer una causalidad a partir de sus resultados. 

Tampoco corresponde hablar de enfermos, sino de personas en riesgo, a quienes se les debe garantizar su privacidad y reserva de sus datos.

Es destacable también la capacitación que los equipos del SSC realizaron a directivos y funcionarios de la Atención Primaria de Salud, que es adonde recurrirán los coronelinos que requieran mayores antecedentes al respecto para aclarar todas las dudas y consultas que puedan tener sobre esta situación.

Es necesario que la información sobre este estudio de metales pesados y su continuidad en la población se transparente y socialice en todos los ámbitos de la comuna, pero aún más imperativo es que se siga entregando información técnica, oportuna y veraz, que sirva de orientación a las autoridades, a los medios de comunicación, a las organizaciones sociales, a los funcionarios de la salud y, especialmente, a los pacientes y sus familias. Sin dudas, es algo que toda la ciudadanía agradece.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF