El Ficil, un ejemplo de perseverancia

Fecha Publicación: 8/2/2016

El Festival Internacional de Cine de Lebu (Ficil) está desarrollando la edición número 16 de su historia. Un evento que sin dudas se ha ganado un espacio no solo en los ámbitos regional y nacional del séptimo arte, sino que también a nivel internacional.

A nivel cultural, es común escuchar voces que dicen que no existe apoyo para desarrollar actividades sobre todo a largo plazo. En ese sentido, el equipo liderado por Claudia Pino ha demostrado que más allá que el factor económico, siempre es muy relevante para llevar a cabo cualquier proyecto, las ganas, la pasión y el esfuerzo también son fundamentales para conseguir los objetivos propuestos.

En sus inicios, estuvo la visión de realizar las exhibiciones en la Caverna Benavides, lo que sin dudas le daba un atractivo adicional al evento. Y cuando ya no se pudo seguir efectuando el certamen en este espacio, el festival se reinventó e incluso con el paso de los años ha tenido una notable evolución.

Ello porque más allá de las competencias, que permiten a muchos creadores de todas partes exhibir sus trabajos, también ha logrado consolidar un programa con extensiones en varias comunas de Bío Bío y también en Santiago, lo que permite darle una difusión y posicionamiento mucho mayor.

En esto último, igualmente resulta muy importante que cada año se invite a un país extranjero, lo que ha permitido, por ejemplo, que el Ficil incluso haya tenido extensiones fuera de Chile.

Otra prueba de su relevancia es que cintas nacionales también han elegido su vitrina para realizar sus estrenos, reafirmando que con el paso del tiempo sigue creciendo aún más. 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF