Comercio minorista y su impacto en regiones

Fecha Publicación: 23/8/2015

Los comerciantes están en la primera línea de la economía. Se encargan de acercar a los consumidores los productos básicos y todos los otros, traducen la larga lista de deseos de las personas, hay un negocio para todo. Por lo tanto, en las transacciones a ese nivel se observan los efectos de la situación económica del país, con mucha cercanía a los acontecimientos y mucha sensibilidad a los factores que en ellos operan. Los comerciantes pueden detectar antes que nadie los periodos de vacas gordas y de vacas flacas.

El comportamiento de las ventas reales del comercio minorista, refleja el ritmo del crecimiento y el estado anímico de su clientela, con más riqueza este último, sobre todo en aquel tipo de negocios donde la relación con los compradores es de larga data y en no pocos casos, con un cierto grado de mutuo conocimiento.

En julio pasado, los índices cayeron en las regiones de Valparaíso y Bío Bío, mientras la Región de la Araucanía evidenció crecimiento, según la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile. La Región del Bío Bío marcó una baja de 2,2% anual en la actividad comercial minorista, promediando una disminución de 0,7% durante el primer semestre. Este mes, las ventas del comercio en regiones registran débil crecimiento, el mayor lo registró esta región, con un alza en sus ventas minoristas de 2,7%.

En un escenario de tanta inestabilidad, es imprescindible controlar todos los factores al alcance para impedir afectos negativos, los que pueden intervenirse, entre otros; seguridad, amabilidad, comodidad, estética, el tipo de iniciativas para lo cual hay que trabajar en equipo, sin desatender la gestión oficial. Con el martillo dando y a Dios rogando.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF