Las competencias necesarias para encontrar trabajo

Fecha Publicación: 3/2/2016

En el rubro de buenas noticias, se ha destacado que ha cambiado positivamente la situación de desempleo regional, un tema siempre de trascendental importancia, esta vez, las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas, dan cuenta de las comunas de la Región que siguen liderando el ranking nacional de desempleo; Lota y Coronel. Sin embargo, el informe contiene cifras alentadoras. Ya la tasa de desocupación regional se situó en 6.6% , saliendo así del primer lugar y pasando al cuarto a nivel país. 

Por supuesto que es un buen indicador, aunque es perfectamente posible que tengan razón las autoridades al expresar cautela, el observar un descenso de 1.1% en la desocupación, que bien puede ser debida a la estacionalidad y la generación de empleo en esta época del año que por lo común explican la baja de estos índices. Aun así, es recomendable plantearse el escenario opuesto, que a pesar de un posibilidad estacional, este índice hubiera seguido inalterable, por eso, aunque marginal, el signo es esperanzador en cuanto el potencial de la Región para revertir los malos números.

Chile a lo largo de la historia ha atravesado distintos periodos que han marcado su situación económica, por su tradicional dependencia de materias primas, hasta situaciones políticas cambiantes que han hecho de la estabilidad económica y laboral del país, una entelequia con altos niveles de oscilación.

En el estado actual, los factores se encuentran alineados de tal manera que hacen posible la lectura por los expertos en las finanzas, en sus célebres y no siempre exactos vaticinios, válidos hasta el surgimiento de la próxima variable, no todas las veces predecible, en esos términos consideran que las perspectivas sobre el precio del cobre y la estructura de costos de las compañías mineras suponen un ajuste en los ingresos fiscales que pasan de 9% el 2014 hasta 6,0% hacia 2017.

Por otra parte, se espera que la construcción no muestre grandes cambios, alzas pequeñas ante la perspectiva de la reforma al régimen de IVA y continuidad para el resto del período. En el tema del empleo se entiende que la disminución del impulso de empleo público representará un aumento del desempleo menor a medio dígito por ciento.

Hay, sin embargo, un factor que suele ser desatendido; las distintas razones que mantienen a los chilenos fuera de la vida laboral, ya que no todos los motivos que comprometen a la ausencia de un empleo radican en el fracaso en la obtención de una plaza en el mundo laboral.

No es fácil encontrar una plaza con empleo digno y de acuerdo a las competencias del aspirante, hay más interesados- un resultado potencialmente positivo del aumento de graduados de las instituciones de educación superior- lo que requiere de más empuje, de más voluntad y constancia por parte de los postulantes, un nivel de competitividad no siempre presente.

La psicología laboral ha determinado que una de las grandes razones para que una persona se mantenga sin empleo radica en los factores anímicos. La falta de motivación, el desaliento, desgano y depresión, son los motivos más comunes, que pueden ser gatillados por el entorno y hasta por la frustración de llevar demasiado tiempo sin encontrar trabajo, lo que lleva al abandono de la búsqueda. Es el factor faltante junto con el aumento de la oferta de trabajo, el espíritu de superación para no darse por vencido.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF