El sueño urbano realizable

Fecha Publicación: 12/1/2016

Concepción, la perla del Bío Bío, podría ser con toda facilidad el sueño del arquitecto urbano integral, en la escala correspondiente a Apolodoro de Damasco, el arquitecto favorito de Vespasiano, sin tanto escándalo, sería factible emular la remodelación incendiaria de Nerón. No sería tal vez necesario llegar a los extremos del regalón de Napoleón III, el decidido y ambicioso Georges-Eugène, Barón Haussmann, que recibió ese título del emperador, por no retroceder ante la histórica misión de transformar París. Para recordar la magnitud de su intervención, diseñó el Bois de Boulogne e hizo amplias mejoras en paseos menores. Taló parte de los jardines de Luxemburgo para la construcción de nuevas vías, transformando en anchas avenidas lo que hasta entonces eran calles estrechas. En los ratos libres diseñó una nueva conducción de agua, un alcantarillado gigantesco, nuevos puentes, y mucho más.

El resultado fue espectacular, se crearon nuevos espacios en los que la burguesía hizo ostentación de su nueva riqueza, creando una economía floreciente. Todos los ejemplos de cambios que acontecieron en París en esta época pueden verse en las postales de la ciudad. Hay dos perspectivas sobre Haussmann: una la representa como el hombre que destruyó al París antiguo, y otra como el hombre que creó al París moderno.

El terremoto se encargó de crear espacios enormes en nuestra ciudad, sin acciones neronescas o de urbanistas frenéticos, muchos sectores son sólo fachadas o cercos que cobijan estacionamientos o patios vacíos.

Es la oportunidad para no ablandar el plano regulador, sino hacerlo magníficamente, para permitir la creación de la ciudad más linda de Chile.


PROCOPIO
 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF