Los matices de la carrera docente

Fecha Publicación: 9/1/2016

Sobre la mesa está un componente crítico de estas reformas; el profesorado, por lo cual se ha establecido como proyecto prioritario el mejorar el estatus docente, reformulando la estructura de la carrera de estos profesionales y ofreciendo condiciones que les apoyen e incentiven a mejorar el desempeño de su trascendental tarea.

La meta más urgente puede ser la capacidad de Chile para atraer, desarrollar y retener a docentes de calidad, partiendo por asegurar que los mejores postulantes ingresen y permanezcan en la profesión. Actualmente, el ingreso a la profesión docente en Chile no tiene requisitos de selección. Los postulantes a la carrera de pedagogía tienen bajos puntajes en la PSU y una vez titulados, no necesitan cumplir con requisitos adicionales para comenzar a ejercer.

Es igualmente importante apoyar a los profesores para que se desarrollen y crezcan como profesionales -según el informe, los egresados suelen carecer de conocimiento disciplinario y pedagógico-, tanto como mejorar las condiciones para la enseñanza en todos los colegios, así como los sueldos, la carga laboral y el soporte institucional. Hay que estar muy atentos al modo en como se plantea la carrera docente, ya que hasta el momento las únicas propuestas que parecen tener unánime aprobación, son aquellas que mejoran las condiciones laborales y las rentas, pero en contraste, surgen encendidas declaraciones al menor intento de exigir resultados o compromisos, se desconoce la calidad heterogénea del profesorado y se trata de impedir la evaluación cabal de sus competencias.

El país tiene una deuda con sus profesores, pero no es con todos de la misma índole. La superación de la educación pasa, necesariamente, por la selección de sus mejores profesionales para llevarla a cabo. La carrera docente ha de ser un instrumento que lo permita.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF