La ambición rompe montañas

Fecha Publicación: 9/1/2016

Las Médulas se encuentran en el norte de España, más propiamente en la comarca de El Bierzo, provincia de León, comunidad de Castilla. Su fama actual es paisajística y patrimonial, un territorio alucinante de picachos numerosos y quebradas en sentido caprichoso, con bosques de grandes árboles que sirven de contraste a esas agujas pétreas numerosas, agudas y de colores térreos.

Su fama antigua, fue la de ser la mina de oro más generosa del imperio romano en tiempos de Augusto, se daban allí una serie de circunstancias favorables para una explotación abusiva, eran tierras de aluvión con polvo de oro; había abundante agua y la suficiente pendiente como para utilizarla como fuerza hidráulica; más ríos estratégicamente situados para los necesarios desagües. 

El sistema inventado por los creativos ingenieros de Roma era llamado, con toda justicia, Ruina montium, que no necesita traducción. El agua de los riachuelos de montaña se canalizaba y embalsaba en la parte superior de la explotación; la montaña se horadaba con una cuidadosa red de túneles, muy inclinados, el agua de los embalses se soltaba de golpe, deshaciendo la montaña y creando una laguna llena de oro disuelto en barro. Coser y cantar.

Las arcas romanas recogieron de esa manera varias toneladas de oro, siempre escaso para los numerosos emprendimientos de su clase gobernante y su notable vocación para pasarlo bien.

No se sabía en aquellos tiempos de organizaciones de protección ambiental, que habrían tenido posiblemente opiniones en contrario a destruir las montañas, sin aquello, hubo que esperar un par de miles de años para recuperar el paisaje que ahora existe, demasiada paciencia.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF