Las tres princesas de Serendip

Fecha Publicación: 30/12/2015

El tema mayor en la Universidad es producir nuevo conocimiento, además de la tarea cotidiana de entregarlo a quienes se cobijan en sus aulas, la investigación es el modo de lograr el primero, para poder transmitirlo a nuevas generaciones. Suele ser un proceso complejo, cuya dificultad principal no radica como pudiera pensarse, en llevarla a cabo, sino en encontrar una pregunta digna de ser respondida y que hasta la fecha no tiene respuesta.

El otro modo es poner en marcha la capacidad de mirar lo que muchos han mirado, pero ver lo que nadie ha visto, como ha ocurrido con muchos inventores famosos.

Hay un cuento de hadas, "Las tres princesas de Serendip", una isla donde ocurren cosas buenas sin buscarlas. Una expresión en inglés "serendipity", expresa exactamente eso, lo que ocurre de pura buena casualidad, de pura buena suerte, pero en el caso de algunos descubrimientos, no pocos, está el requisito adicional de reconocer la oportunidad y sacarle provecho, como el técnico de la 3M, que al ver el fracaso de un adhesivo experimental, que no terminaba de secarse y pegar lo que fuera de una vez por todas, aprovechó esa condición para inventar los papelitos adhesivos amarillos y después de todos colores, que con el nombre de Post-it se usan a pasto en un millón de oficinas.

Como para enseñar, innovar e investigar, el requisito de hacerlo mejor es la curiosidad y la mente despierta para mirar cada cosa desde todos los ángulos posibles, por algún lado hay algo nuevo y de pronto, no solo nuevo, si no que espectacularmente necesario, no solo en los laboratorios, sino en la vida de todos los días.
 

PROCOPIO


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF