Cinco maneras de pensar

Fecha Publicación: 15/12/2015

Howard Gardner, premio Príncipe de Asturias en Ciencias Sociales relativamente reciente, hace una propuesta en su libro "Las cinco mentes del futuro". Se trata de asumir cinco capacidades cognitivas, que desde hace un tiempo, en parte y tal vez con otro nombre, han empezado a exigirse, o a evaluar, en postulantes a cualquier cosa. Su enunciado hace mucho sentido: la mente Disciplinada, la mente Sintética, la mente Creativa, la mente Respetuosa y la mente Ética.

La primera, la Disciplinada, se refiere a la capacidad para reunir varias disciplinas interconectadas, en contraste con el experto centrado en una única y secretísima especialidad y del resto, nada. La mente Sintetizadora sirve para resumir significativamente el aluvión cotidiano de datos desde todos los ámbitos; la Creativa es aquella mente de la innovación y la invención a lo largo de la vida, no bastando con certificados de logros antiguos, ni cursos de fin de semana. La mente Respetuosa es una necesidad urgente, ha sido ignorada y puesta al lado con displicencia, exige una mente capaz de valorar positivamente las diferencias de análisis, criterios y opiniones, tolerancia que permita escoger el camino mejor, sin atrincherarse en el propio. La mente Ética no requiere demasiadas explicaciones, su ausencia es dolorosamente visible cada día, por todas partes.

El uso de estas capacidades para enfrentar los problemas que se nos presentan es indispensable en esta comunidad de seres humanos, en causa común con nuestros congéneres, en condiciones omnipresentes de delicada vulnerabilidad. No parece suficiente resolver los conflictos como la Reina de Corazones; sino nos gusta, que le corten la cabeza.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF