La permanente llegada del futuro

Fecha Publicación: 8/12/2015

La novedad es que el futuro ya llegó y no parará en esto de seguir llegando, con cada vez menos espacio para refugiarse en el presente y prepararse para el próximo salto.

El impacto del futuro es la imposición de una cultura sobre la anterior, lo que determina un choque sobre las sociedades humanas, que se agrava al tener la nueva cultura un constante devenir y una incesante serie de cambios valóricos. El futuro ha estado llegando a tal velocidad que en términos prácticos impone una nueva y hasta cierto punto extraña cultura a la actualmente existente, a los nuevos valores se pueden agregar otras cosas con nuevos enfoques: estética, política, filosofía, religión, sexualidad, por citar algunas.

La duda razonable es si existe un momento en el cual el hombre pueda encontrarse en paz en medio de cosas que a veces no tienen sentido, en un ambiente en el cual han cambiado los signos, los hábitos, las claves, las reglas, usos y costumbres. La interrogante es perfectamente legítima, ya que al mismo tiempo que nuestra especie ha demostrado una asombrosa capacidad para adaptarse a toda suerte de complejidades, está pagando el costo de esa capacidad de adaptación, el cual se puede expresar en términos de nuevas enfermedad o empobrecimiento de su vida social y emocional.

Puede ser tan prosaico como el aumento de licencias médicas por causas siquiátricas, pero lo que en realidad importa es la amenaza de deterioro en nuestra vida de relación. Hay que salir a un costado de vez en cuando, aunque sea para ver en los nuestros el lugar donde la da vida reside, hacer una pausa en la carrera de las ratas.
 

PROCOPIO


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF