Las complejidades de la acción policial contra la delincuencia

Fecha Publicación: 3/12/2015

Hay exceso de cautela en los procedimientos policiales, tal parece que la autoridad siente rubor en ejercer el papel que la sociedad le ha encargado.


Es cierto que hay problemas acuciantes para la administración gubernamental desafiada por la oposición en diversas instancias, relativas, por lo general, a las reformas que se han propuesto y que se encuentran en diferentes grados de implementación. Es el juego clásico de ganar posiciones, por un parte en cautelar el bien público, cada quien con su dispositivo de argumentos y posiblemente en gran parte también por las elecciones próximas y los juegos alambicados de seleccionar y posicionar candidatos potencialmente triunfantes.

El asunto es que hay problemas cotidianos que no parecen recibir toda la atención necesaria y aún más que la atención, la demostración objetiva que tales preocupaciones se reflejan en medidas concretas y eficientes, como es el caso de la delincuencia y la seguridad pública, ante una ciudadanía que por el momento parece estar saturada de comunicados tranquilizadores, constantemente anulados por la realidad.

A este respecto, hay tres hechos que se relacionan en el pasado inmediato: un violento asalto al interior del Mall Alto Las Condes, con características no hace mucho infrecuentes en el accionar de la delincuencia chilena: la extrema violencia, el enfrentamiento a las fuerzas del orden con armas de fuego y en este caso resultado de muerte de uno de los asaltantes, un escenario atípico para lo que solía ser usual, con los carabineros a cargo y no en diario peligro de ser atacados mortalmente.

El segundo es consecuente con los interminables episodios de ataques incendiarios en la Araucanía, se entrega vehículos tácticos por un costo de alrededor de 4,5 millones de dólares al Grupo de Formación de la policía uniformada en Temuco, mientras que otros ya se están operando en la Provincia de Arauco, Región del Bio Bío para enfrentar hechos de violencia en la zona. 

A ese efecto, la visita de las autoridades nacionales a la región tuvo por objeto encabezar un Comité Policial, destinado a analizar la situación de La Araucanía en relación a los últimos hechos de violencia supuestamente perpetrados por extremistas indígenas. Por tal razón, también integró la comitiva el general director de Carabineros, y el director nacional de la Policía de Investigaciones.

El tercero, es la reunión reciente del Ministro del Interior (s), Mahmud Aleuy, con los máximos representantes de la Cámara Chilena de Centros Comerciales y el jefe de Seguridad Privada, Control de Armas y Explosivos, en este caso para tratar las medidas de seguridad a nivel nacional, en particular las autoridades de centros comerciales expondrán las acciones a tomar ante el aumento de la actividad comercial durante diciembre por festividades de fin de año.

Es evidente que hay exceso de cautela en los procedimientos policiales, tal parece que la autoridad siente rubor en ejercer el papel que la sociedad le ha encargado, como si la delincuencia en lo inmediato se pudiera controlar con la sola comprensión de sus causas. Las causas son conocidas, los remedios, aunque indispensables, caros y de largo plazo, es el mientras tanto el que requiere definiciones. No es posible que en todo este período los hechos de violencia tengan solo "supuestos" responsables, que los carabineros arriesguen no solo su carrera, sino la vida al intentar cumplir con su deber

No es convincente que esta situación se modifique con una nueva gira de estudios del Vicepresidente de Chile y Ministro del Interior, a Estados Unidos para intercambiar experiencias en materia de seguridad pública.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF