Cumbre mundial del clima en París

Fecha Publicación: 29/11/2015

Sería "catastrófico" para el planeta si en este encuentro prevalecen intereses particulares por sobre el bien común y si el evento es controlado por intereses empresariales.

Fueron las palabras del Papa Francisco en referencia a la cumbre mundial del clima que se realizará en París (COP21), y que comienza este 1° de diciembre.

Chile, pese a su baja gravitación como ente emisor de Gases de Efecto Invernadero (GEI), está empreñado en dar una lección como parte activa en la solución de la problemática del calentamiento global. 

El Gobierno confía en que se logre un consenso que evite que la temperatura del planeta aumente en 2°C, durante este siglo.

La meta en Chile es clara: reducir en un 30% la emisión de los gases de efecto invernadero (GEI) al año 2030, aunque el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, dijo que "aspiramos y no renunciamos a disminuir hasta un 45%, si contamos con el financiamiento del Fondo Verde de Naciones Unidas".

En este contexto, y bajo una normativa del Ministerio de Energía, llega el final para las bombillas incandescentes (ampolleta común), las que no se podrán ni fabricar ni comercializar en Chile, lo que supone un esfuerzo económico para muchas familias.

La medida, que busca reducir el consumo eléctrico, llama a preguntarse por la efectividad de estas normativas, al momento que uno observa el derroche energético en comercio e industrias, así como también en calefacción domiciliaria y transporte.

Por eso, se debe tener claro que el esfuerzo debe ser personal y colectivo, pero también mundial, con un rol protagónico de las países desarrollados, que a su vez son mega emisores de GEI.

 

ARSENIO


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF