Cultura de la imagen

Fecha Publicación: 27/11/2015

En un interesante ensayo, el politólogo italiano Giovanni Sartori plantea que, en la cultura occidental, el hombre dio un salto cualitativo en el desarrollo del pensamiento en la esfera del mundo griego, tras el enorme efecto que generararon en la hélade dos hechos recíprocamente concatenados: la irrupción del alfabeto (adaptado del fenicio) y la difusión de las obras homéricas.

En el ejercicio de separar mentalmente al orador, el lenguaje y la acción, el hombre fuerza a su capacidad de abstracción a dar un salto evolutivo notable, con lo que se convierte en lo que el antropólogo alemán Ernst Cassirer define como un "animal simbólico", en palabras de Sartori, el "homo symbolicus". Un ser que no vive sólo en el mundo físico de los animales, sino en un universo simbólico construido por él y compuesto por el lenguaje, el arte, el mito y la religión. 

Hoy posiblemente nos encontremos en una coyuntura histórica de similar envergadura a la que experimentaron los griegos hace casi tres mil años atrás. En la era de la aldea global, en que las distancias desaparecen en virtud del desarrollo de la tecnología y las comunicaciones, se da un fenómeno que denuncia con preocupación el politólogo: hoy vivimos en la cultura de la imagen en la que, con una velocidad vertiginosa, el hombre está perdiendo parte de su capacidad de abstracción. Al sufrir un proceso de atrofia de su capacidad de abstracción, el "homo symbolicum" está cediendo paso al "homo videns". 

En medio de esta pugna entre el imperio del logos versus el imperio de la imagen, quizás cobre más vigencia que nunca el paradigmático caso de los griegos. Y tal vez su ejemplo nos dé algunas luces acerca del tipo de sociedad que queremos construir.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF