Consultar por consultar

Fecha Publicación: 16/11/2015

La historia de los pueblos se puede dividir en dos grupos de hechos: los que pasan a la historia -valga la redundancia-, y los que quedan en algún anal de la biblioteca, que no le importan demasiado a nadie, salvo a algún abrumado investigador de tesis doctoral. La primera consulta ciudadana finalizada ayer en Concepción, probablemente esté más cerca del grupo 2.

Que no se entienda esta enfermiza mala costumbre del redactor de clasificar, distinguir y subdistinguir, como una crítica velada a un proceso tan relevante como plasmar la opinión de los ciudadanos respecto de una posibilidad de que en el futuro, si se dan las condiciones y se aúnan voluntades, pueda crearse la comuna de Andalién. 

Sin duda para los que llevan años luchando por la causa de darle plena autonomía a uno de los sectores más emblemáticos del Concepción del siglo XX, se tratará de un hito de la primera categoría. Ello aunque la participación ciudadana haya sido baja y, aunque ni la ciudad en general, ni los 80 mil barrionortinos en específico, se hayan movilizado en masa para cumplir con su "deber moral" cívico.

Algo revela que la mayoría de quienes participaron en el proceso hayan sido personas mayores de 60 años. Por otra parte, es entendible la escasa efervescencia popular, si lo que estaba en juego era una consulta "consultiva" -valga nuevamente la redundancia- y sin ningún poder vinculante, en un año muy marcado por la falta de confianza en las instituciones y ajustes presupuestarios.

Sin embargo, vale la pena destacar que este capítulo minúsculo, es también un primer paso importante en pro de mejorar eso que tanto nos cuesta a los chilenos: participar activamente de los asuntos de nuestra ciudad. 


PIGMALIÓN
 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF