Justa retribución a los consumidores

Fecha Publicación: 3/11/2015

La Sociedad de Fomento Fabril hizo una declaración que no tiene doble lectura; es necesario reparar los daños causados a los consumidores por los 10 años que duró la colusión de la Cmpc y la sueca SCA. Según esa corporación, falta resolver la modalidad de compensación, ya que es difícil lograr un acuerdo justo, en una situación que ha afectado al grueso de la población chilena.

Como lamentablemente ya tenemos precedentes, los precios abusivos de los pollos, las martingalas de las grandes cadenas de farmacia, es posible, por lo menos, opinar sobre lo que no resulta justo, mientras tanto. Que el Estado se haga cargo de cobrar multas equivalentes a los sobreprecios, es un castigo para las empresas, justamente en su área sensible, pero no representa nada para los directamente afectados.

Por lo tanto, la idea parece ser que haya descuentos en los precios y que esa economía en las compras de rutina, proporcional en monto y tiempo, termine por compensar las platas pagadas de más. Suena bastante bien, sino fuera por la también repetida experiencia de apreciar en un plazo razonable que una vez hecha la ley, surge, en gloria y majestad, la proverbial capacidad para hacer la trampa.

No es imposible determinar los montos de lucro excesivo y tampoco es imposible calcular el eventual monto a devolver, hay registros abundantes en pymes y otras empresas o colectivos, grandes compradores y, por extensión, los compradores pequeños. Falta poner las manos a la obra, antes del próximo ataque de amnesia.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF