Abandono a Fundación Las Rosas

Fecha Publicación: 29/10/2015

Una situación tan crítica como difícil de comprender y justificar es la que atraviesa Fundación Las Rosas, una de las instituciones más emblemáticas del país en materia de protección al adulto mayor, en particular al desvalido. Incomprensible, en un país que invierte su pirámide demográfica, con un aumento constante de la población pasiva, de la mano del aumento de la expectativa de vida. Injustificable, pues cuesta encontrar algún argumento que valide el escaso apoyo gubernamental para una obra de esta magnitud e impacto social.

FLR, con casi 50 años de existencia en Chile, posee 30 hogares a lo largo de país, dos de ellos en Bío Bío. En efecto, la fundación da cobertura y protección a 2200 ancianos socialmente vulnerables, que sin este apoyo se verían enfrentados solos al dolor de sus enfermedades y al abandono de sus familias.

Los residentes tienen 82 años en promedio y 8 patologías crónicas graves cada uno; un 97% son postrados y un 70% tienen un compromiso de demencia senil o Alzheimer. Este grado de deterioro de su salud, obliga a contar con 300 profesionales calificados (médicos, enfermeras, kinesiólogos, nutricionistas). 

Pese a este invaluable servicio a la sociedad, a los hogares se les ha negado el reconocimiento del Minsal, que hoy entrega $ 32.000 a los hospitales por atender adultos mayores enfermos, mientras, que a FLR le facilita $10.000 y sólo para 340 abuelos. Transcurridos 10 meses del 2015, y después de la mediación de parlamentarios, recién la semana pasada el Ministerio se comprometió a pagar ese compromiso. Fondos que tampoco se contemplan en el presupuesto 2016 presentado al Congreso.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF