Reforma Laboral al pizarrón

Fecha Publicación: 27/10/2015

Si todavía persistieran dudas razonables sobre los resguardos a la Reforma Laboral, particularmente en lo que respecta al derecho a huelga y la imposibilidad de reemplazo de trabajadores en paro, con el propósito de no paralizar funciones indispensables, o en frentes laborares de significativo impacto económico para la economía nacional, entonces es el momento de pensar de nuevo, eso, sin mencionar por el momento, que otra de las modificaciones que no se quiso realizar era la eliminación de la violencia, que para algunos parlamentarios era lícita, o de lo contrario se privaba de fuerza a los sindicatos.

El paro nacional de los funcionarios del Registro Civil continúa, con daños por evaluar al momento de sacar cuentas, para miles de ciudadanos. Ante esa realidad, el director nacional del Registro Civil, Luis Acevedo, anunció un plan de contingencia para enfrentar el paro de funcionarios, lo que contempla habilitar más validadores de cédulas de identidad y pasaportes y mejorando la atención de la oficina central. 

En una dinámica hasta cierto punto predecible, por amplia mayoría los trabajadores de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales decidieron apoyar a los funcionarios del Registro Civil, quedando a la expectativa a los siguientes desarrollos.

Estamos en el clásico juego de ajedrez en el cual, según las reglas de la Reforma Laboral, los empleadores, esta vez el Gobierno, tienen que participar con una mano atada. La teoría del equilibrio entre empresarios y trabajadores tiene una instancia de prueba muy elocuente en pleno proceso legislativo.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF