Opinión: "Más allá de las encuestas", por Renato Segura

Renato Segura, 
Cerregional.cl

Las encuestas y los estudios de opinión pública, se han constituido en una herramienta esencial para el sistema democrático chileno. Frente a este hecho, el análisis surgido de una breve mirada a la historia reciente de la humanidad.

El auge del sistema democrático de occidente, en desmedro de los imperios regidos bajo el autoritarismo, fue el principal legado político que dejó la Primera Guerra Mundial. En las cartas magnas de la mayoría de los antiguos y nuevos países de occidente, se consideraron explícitamente y en lugar de privilegio los derechos electorales, el sufragio universal y las agrupaciones políticas.

Francia, fue uno de los países donde la semilla de la democracia depositó profundas raíces. La sociedad francesa fue capaz de sortear con éxito la mayoría de las asonadas totalitarias que se gestaron en la Europa post Primera Guerra Mundial. Durante el período 1919 – 1937, el modelo de sociedad cruzó desde la centro – derecha (hasta 1924) a la centro – izquierda, con el Frente Popular, que contribuyó a neutralizar los movimientos fascistas de la época (1936 – 1937).

La Constitución de 1925, en la República de Chile, recogió parte importante de los principios inspiradores de la Europa democrática. Se reemplazó la oligarquía por un gobierno representativo, de carácter presidencial y con separación estricta de los poderes de un Estado laico. El presidente es el jefe de Estado y gobierno, dotado de potestad para nombrar y remover a los ministros; El Congreso bicameral dotado de función colegisladora; y un sistema unitario de gobierno territorial. (Fuente: Biblioteca Nacional).

A partir de ese hito, con la visión e ideas de sociedad particular a cada agrupación política, el país transitó hacia el siglo XXI, alcanzando – al final del camino – el reconocimiento y la admiración a escala mundial.

A partir del inicio del nuevo siglo, junto con la irrupción masiva de las redes sociales, las encuestas y los estudios de opinión pública, se percibe la pérdida del interés social por profundizar en la visión e ideas de sociedad. La percepción ciudadana, con o sin asimetría de información, comienza a ser un factor determinante en la política. La persona “Trending Topic” comienza a dominar al “Estadista”. La elaboración de la política pública, está fuertemente sesgada por los efectos coyunturales de corto plazo. En definitiva, el sistema democrático muestra signos evidentes de debilitamiento.

La historia de principios del siglo pasado, a pesar de los horrores vivenciados durante la Primera Guerra Mundial, revela una Francia que se fortalece siguiendo el camino democrático. Sin embargo, durante igual período, el debilitamiento de la democracia en la Alemania de Hitler, en la España de Franco y en la Italia de Mussolini, marca uno de los períodos más tristes en la historia de la humanidad.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF