Censo 2017: Gobierno invirtió $50 mil millones en su aplicación

Fecha Publicación: 20/4/2017

La versión del año 2012, a cargo de la administración de Sebastián Piñera, costó sólo $31.693 millones, pero fue declarada ilegal por la Contraloría General de la República.



Felipe Placencia Soto
felipe.placencia@diarioconcepcion.cl



¿Cuánto costó el Censo 2017? 

De acuerdo a cifras oficiales y estimadas, el Estado desembolsó $50.000 millones, versus los $31.693 millones de la versión 2012, esto es un 58% más en costo entre las dos mediciones.

La diferencia monetaria es de $18.307, pero hay una salvedad: el proceso realizado en el Gobierno de Sebastián Piñera fue declarado ilegal por la Contraloría General de la República, tras un requerimiento de la Democracia Cristiana, quedando sólo válido el realizado en el 2002, que significó en aquella década un total de $13.832 millones .

Fue el diario Pulso quien dio a conocer en detalle, tras solicitud de datos mediante la Ley de Transparencia, que los ítems donde más recursos gastó el Instituto Nacional de Estadística, INE, fue en el levantamiento estadístico con $25.121 millones. Le siguió el procesamiento de datos con $ 6.000 millones y comunicaciones $3.774 millones.

Inicialmente, de hecho, eran en total $43.000 millones que se destinarían al INE, pero finalmente se habrían sumado otros $ 7.000 más para pagar los bonos de $15 mil pesos a los censistas.


Críticos y defensores

Más allá de los costos y de las interpretaciones a partir de las cifras, hay quienes discreparon de volver a repetirlo, como fue el caso de la comisión de expertos extranjeros que analizaron el Censo 2012.

"Debe difundirse lo antes posible, ya que se trata de datos útiles", señaló en su momento Grifith Feeney. Lo que no tuvo eco, ya que los resultados generaron dudas.

El formato de feriado hoy también tiene resistencia en la Región, bajo el argumento de que va en contra de la producción del país, en tiempos que el crecimiento de la economía se comporta a la baja.

Al menos así lo argumentó públicamente el presidente de la Cámara de Comercio de Los Ángeles, Walter Aránquiz. "Siendo un día miércoles, afecta indudablemente a la productividad del país. No estamos conformes con que sea este día".

Sin embargo, resaltó que "el comercio tiene que acatar lo que está establecido y poder llevar adelante un censo de buena forma. Esperamos que sea así para saber, en definitiva, cuántos chilenos somos".

En la misma línea, el decano de la Facultad de las Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, Andrés Ulloa, declaró a este medio que en su opinión personal, si bien los datos que se recopilan son positivos, desde el punto de vista económico no lo serían tanto.

"Es costoso y difícil de aplicar, porque requiere de mucha logística y los costos de implementación son muy altos", indicó Ulloa.

No obstante, hay defensores. La comisión nacional recomendó volver efectuarlo por la alta tasa de omisión, siendo Concepción una de las ciudades con mayor índice a nivel nacional junto con Puente Alto, Lo Barnechea y Antofagasta.

El director del Departamento de Economía de la Universidad de Concepción, Claudio Parés, destacó a Diario Concepción que el Censo "es una herramienta fundamental en la toma de decisiones no sólo en las políticas públicas, sino que también de negocios".

La Presidenta Michelle Bachelet, la impulsora de tomar esta nueva muestra nacional, tras la cuestionada experiencia anterior, fue enfática hace unos días, en defender su aplicación.

"Es muy importante saber cuántos somos, qué edad tenemos, cuántos son niños, cuántos son jóvenes, cuántos son adultos mayores, dónde vivimos mayoritariamente, cómo se compone nuestra familia, cuántos bebés están naciendo, porque esta información es para las políticas públicas", dictaminó Bachelet.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF