Mientras uno espera tribuna llena, otros solo quieren ver al público

Fecha Publicación: 19/4/2017

Deportes Concepción ya vendió más de 5 mil entradas, en tanto que el Lota contra Naval podría jugarse otra vez sin espectadores.

 

Paulo Inostroza
paulo.inostroza@diarioconcepcion.cl


Un año después del último partido oficial, contra La Serena, el "León" lila volverá al Ester Roa Rebolledo. Será el domingo 23, a las 15.30 horas, y ya hay más de 5 mil entradas vendidas. La idea es pedir un aforo de 10 mil personas, aunque podría solicitarse un aumento de última hora si la venta de boletos indica que la cifra será mayor. Ese mismo día, Lota Schwager debe recibir a Naval y, probablemente, sea sin público. Las dos caras de la moneda.

La gran novedad en la adquisición de entradas para el Deportes Concepción versus Osorno es que, desde mañana, volverá el punto de venta en la Plaza Independencia. Estará funcionando jueves, viernes y sábado, desde las 13 horas y se suma a los otros 20 puntos de venta ya disponibles. En preventa, el valor es de 2 mil pesos.

Curiosamente, el rival vendrá en un especial momento institucional, luego que la presidenta del club, Susana Albial, anunciar a que Osorno no participará de la Segunda División por su incapacidad para conformar la sociedad anónima que exige la Anfp y no contar con los 50 millones de pesos de inscripción. El que se da puñaladas es Fernández Vial, que en la última fecha 2016 perdió la posibilidad de ser tercero, puesto que ocupó San Joaquín y hoy podría significar su ascenso al profesionalismo.


¿Y Lota-Naval?


La reunión de cada martes con las autoridades locales y Estadio Seguro se pospuso para mañana, por el censo. Lota propone jugar en el Federico Schwager, pero sería sin público. El zaguero navalino Alexis Burgos comentó que "ya nos tocó una vez jugar este partido así y es súper fome. Quieres gritar un gol y no tienes con quién. La última vez fue 3-3, partidazo y nadie lo vio. Es una pena por el espectáculo".

Los choreros no entrenarán hoy. Burgos agregó que "será un clásico bravo, peleado. Siempre es así. Igual siento que la última vez ellos desvirtuaron mucho el partido y ojalá ahora se vea más fútbol. En ese 3-3 les expulsaron dos jugadores, pero el árbitro estuvo bien. Ellos después alegan por la prensa que los desfavorecen, pero de verdad que hace mucho no veía ese nivel de insultos en la Segunda División. Deberían ser más autocríticos. Es un partido donde gana el que no cae en provocaciones y está más concentrado en jugar". 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF