Una tonelada y media de droga traficó líder de banda detenida

Fecha Publicación: 17/4/2017

José Miguel Molina Galaz (43) participó en otras dos grandes incautaciones de droga en 2015 y 2016. La organización criminal traía droga desde el norte y la acopiaba en varios domicilios en Quillón. 

 

Carolina Abello Ross
carolina.abello@diarioconcepcion.cl



El decomiso de drogas más grande de 2017 y de los últimos años concretó ayer la PDI, al incautar 309 kilos de cannabis sativa en la localidad de Quillón, donde además se logró la captura de diez hombres y dos mujeres, todos mayores de edad y cinco de ellos con antecedentes policiales. 

Pero más que la cantidad, la satisfacción de los detectives era por la detención de José Miguel Molina Galaz (43), líder de la banda y quien registraba siete órdenes de detención por distintos delitos, entre ellos su participación en la "Operación Trinidad" (2015) y "Río Bureo" (2016), donde se decomisaron 922 y 417 kilos, respectivamente, el que se encontraba prófugo hace más de dos años. Al sumar éstas y los 309 kilos de la "Operación Glamura", se concluye que por las manos del líder de la banda pasó una tonelada y media de drogas. 

La fiscal especialista en estos delitos, Carla Hernández, comentó que Molina Galaz "es un traficante al que le seguíamos la pista hace bastante rato, no solo por este decomiso, sino porque estaba detrás de las más grandes incautaciones que hemos tenido en la Región". 

Agregó que el hombre estaba prófugo, "tenía dos órdenes de detención por esto y por otros delitos en juzgados de Concepción, Chiguayante y Chillán. Tomaba todos los resguardos para no ser ubicado por la policía, y por eso se trasladó a Quillón donde mantenía más de un domicilio para evitar el control policial. Desde ahí mantenía contacto con los proveedores de la droga, que venía desde la zona norte". 

El fiscal regional, Julio Contardo Escobar señaló que al desarticular esta organización, se logró sacar de circulación más de 309 mil dosis de marihuana paraguaya, las que iban a ser distribuidas en el Bío Bío sin descartar que podría llegar hasta otras zonas.

Agregó que lo destacable es que llevaban más de un año tras la banda y que se logró detener a Molina Galaz, "una de las personas que ha traficado mayor cantidad de drogas en la Región. Fue una investigación de largo aliento y con ella logramos detener a quien tiene participación en hechos de gran relevancia para la región que son las incautaciones ocurridas en años anteriores y que son las más grandes del sur del país". 

La mayoría de los detenidos eran de la zona, pero también hay personas de fuera de la Región". 

El jefe de la VIII Región Policial del Bío Bío, prefecto inspector Christian Alfaro, indicó que "esta diligencia es el resultado de un trabajo profesional realizado en conjunto entre la policía civil y la fiscalía, culminando de manera exitosa una investigación de aproximadamente un año".

En tanto, el jefe de la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado (Brianco), subprefecto Eduardo Flores, agregó que "esta banda se dedicaba a la internación de sustancias ilícitas para luego ser distribuida desde la séptima a la novena región. Los vehículos eran utilizados para el traslado de ésta desde el norte del país hasta la provincia de Ñuble, teniendo como centro de acopio parcelas en Quillón lo que a su vez servía de escondite para que, su cabecilla, lograra eludir la acción judicial, debido a que tenía requerimientos judiciales. No obstante, se pudo detener a esta persona que es una de las más importantes dedicada a la internación de drogas en esta región", sentenció.

Además del estupefaciente, avaluado en mil 550 millones de pesos, los detectives incautaron seis vehículos, un arma de fuego y municiones, dinero en efectivo y otras especies relacionadas con el ilícito. 

En tanto, los doce imputados fueron puestos a disposición del Juzgado de Garantía de Concepción. Todos quedaron en prisión preventiva y el plazo de investigación es de 4 meses. 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF