432

Fecha Publicación: 15/4/2017

Cultores del estilo metal, esta banda local lleva casi cinco años de trabajo en el mundo de la música penquista. Ya cuenta con un disco, "Abraxas", que tuvo buena crítica y recepción del público. Ahora preparan un segundo larga duración, que esperan concretar junto con salir a otras regiones del país a mostrar su propuesta. 
 

Por R. Cárcamo y M. Maldonado/ Fotografía
 

En el mundo de la música local, y también a nivel nacional, el metal suele ser visto como un género diferente, un poco under. Por ello, a veces hay grupos que prefieren irse por otro camino, donde en teoría las cosas pueden resultarles más fácil. En Concepción, este movimiento siempre ha tenido importantes exponentes, y en la escena actual una de las propuestas interesantes la entrega la banda 432.

Víctor Sosa, vocalista del grupo, se refirió a sus inicios en la música. "Partimos el 2012, nuestro estilo es rock alternativo, como un metal teatral que toma aristas de muchas cosas. Es un sonido distinto a lo que se ve acá, tratamos de sonar muy bien, con estructuras simples, que nos den una sonoridad propia, característica", dijo.

Además de Sosa, 432 está formado en este momento por Tomás Fuentes (bajo), Rodrigo Ávila (guitarra), Dilton Becerra (guitarra) y Francisco Medina (batería). Ya cuentan con un larga duración, y se encuentran preparando un segundo disco. 

"El año pasado lanzamos el disco ‘Abraxas’, en julio, en Artistas del Acero. Hicimos hartas copias y se fueron todas muy rápido, ahora está digitalmente en Spotify, Itunes. Antes de eso habíamos sacado dos demos, que igual estaban en buena calidad", comentó Sosa. 

De este álbum debut, el vocalista agregó que "son nueve temas, sacamos un video del single, ‘Eclipse’, que se lanzó a los días después de la presentación del disco". 

Sobre su nuevo trabajo discográfico, señaló que "estamos en un periodo de tocar poco, pues estamos componiendo para un segundo disco. Nos dedicamos a maquetear, a juntarnos para tirar ideas, por eso nos alejamos un poco de las tocatas en vivo en este momento. Componer es nuestra principal prioridad, pues queremos que este álbum quede distinto al primero".

En ese sentido, agregó que "para el disco nuevo lo más seguro es que tomaremos nuevos caminos, con otra sonoridad. Si bien nunca dejaremos de tocar metal, que es el sello que nos caracteriza, sí será con un trabajo artístico diferente, queremos entregar una propuesta que llame a la atención". 

Respecto a su grabación, comentó que "lo más seguro es que lo haremos en Concepción, a lo mejor el proceso de mezcla y masterización se hará afuera, en Santiago, sería lo ideal. El primer disco lo grabamos en Artefacto de La Bodeguita de Nicanor, pues nuestro baterista trabajaba como ingeniero de sonido ahí. Fue un trabajo bien autoproducido considerando esto".

Independiente de este proceso, Sosa tiene claro que tocar en vivo también es importante. Y en la Región, una cita muy importante es el REC. Sobre esto, el vocalista indicó que "en cualquier escenario nos gusta tocar. En el REC te puede ver mucha gente que en otra instancia no escucharía tu música, y en ese sentido, para nosotros siempre será positivo tener acceso a este tipo de posibilidades. En consideración al trabajo que lanzamos el año pasado, y el que queremos presentar este 2017, si se puede llegar al REC del otro año, nosotros felices. Pero sea una tocata chica o grande, siempre lo hacemos con la misma actitud y ganas. Todo lo que hagas en vivo te sirve para ir aprendiendo y ganando experiencia".

De su recorrido por los escenarios, Sosa indicó que "en Conce hemos tocado prácticamente en todas partes. Hace dos años, también lo hicimos en Santiago, en un concurso de bandas, nos fue bastante bien, pero después se nos ha hecho complicado. La escena santiaguina es un poco cerrada, sobre todo para gente del estilo como nosotros. Tenemos un grupito de gente que nos sigue allá y nos pide que vayamos, y esperamos se concrete este año una presentación allá".

El vocalista agregó que "igual queremos salir a otras regiones, que nos interesan tanto como ir a Santiago. En el verano teníamos programada una gira, pero por temas personales al final no se pudo concretar".

Sosa también explicó el nombre del grupo. "Viene de la pseudoleyenda urbana de la afinación antigua que se ocupaba en la música clásica. Cuando nos juntamos por primera vez, fue a ver qué salía, sin una meta definida. Y lo que resultó fue algo muy visceral de lo que sentíamos, nuestra vibración fue nuestra música". 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF