Conozca a caballo las rutas ancestrales de los pehuenches

negocios

Desde un día hasta tres noches pueden durar las travesías que ofrecen en la aún indómita cordillera de la provincia de Bío Bío. Los operadores tienen todo preparado: caballos mansos, guías autóctonos, alimentación y alojamiento.

 

Javier Ochoa Provoste
javier.ochoa@diarioconcepcion.cl


Red de Turismo Comunitario Trekaleyin es el nombre que recibe este emprendimiento turístico que opera cabalgatas por los senderos ancestrales del pueblo pehuenche, en la zona de Alto Bío Bío.

Para quienes conozcan la zona, se darán cuenta de que sólo han conocido una parte del apetecido destino, puesto que los senderos que incluyen estas travesías sólo son posibles de realizar a caballo. Y para quienes no han visitado la zona, esta promete ser una de las mejores formas de empaparse con los mejores paisajes y vivencias de esta etnia.

Un ejemplo de esto es la majestuosa postal del nacimiento del río Queuco, tributario del río Bío Bío (foto principal), pero también llaman la atención las alturas que se alcanzan desde donde es posible ver la panorámica de uno de los tantos cajones de esa zona (foto inferior).

El coordinador de la red turística pehuenche, Marcelo Purran Purran, explica cómo operan en la zona alta de Alto Bío Bío.

"Desde Concepción son unas tres horas. Deben tomar la Ruta 5, pasar Los Ángeles para desviarse hacia al oeste al pueblo de Santa Bárbara. Desde allí a Villa Ralco, para luego bifurcar hacia el cajón de río Queuco, unos 20 minutos desde Villa Ralco, hasta llegar a la comunidad de Pitril, donde existen cabañas, hospedaje y alimentación.

Trekaleyin ofrece seis senderos para realizar cabalgatas.

El más básico dura un día y se hace en Pitril. El costo del caballo es de $15 mil, más el guía que cuesta $25. La alimentación es aparte: colación de marcha $2.500 y el almuerzo $4.000, al igual que la cena.

Es decir, por un día de cabalgata, más alimentación y guía, suma un total de: $50.500 por persona.

A esto se le puede sumar el desayuno que cuesta $2.500 por persona, y ahí ir sumando por el número de días.

Después se puede hacer el tramo de un día y una noche: Pitril, Cauñicú, Trapa Trapa- Butalelbun. El más largo dura tres noches y cuatro días, donde se sale por la laguna la Mula y se llega al volcán Callaqui.

Purran Purran explica que todos valen la pena realizar, pero indiscutiblemente los más largos acceden a los paisajes más bellos y majestuosos. Es decir, mientras más se ascienda, mayor es la recompensa.

Todos son senderos ancestrales pehuenches, es decir, donde las personas aun llevan a sus animales a pastar en las denominadas veranadas.

"Importante que las personas sepan que existen todas las facilidades para organizar un asado, ya sea de chivo o cordero, cocinado como nuestra gente sabe".