Primarias: la gran decisión que la DC prefirió postergar

Fecha Publicación: 13/3/2017

En un inestable panorama electoral, la DC proclamó a Carolina Goic como candidata presidencial del partido, pero no definió el mecanismo para llegar a ese punto. Su indecisión podría complicar aun más las relaciones en la interna de la coalición.

 

Karla Altamirano Pérez
Contacto@diarioconcepcion.cl



Como pocas veces, los ojos de todos los partidos de la Nueva Mayoría estaban puestos en un evento "interno" de la Democracia Cristiana: la Junta Nacional DC, que se realizó el sábado en el Círculo Español de Santiago. Y no era para menos, pues en la instancia bien pudo quedar trazada la división, no solo del partido, sino de la propia coalición gobernante. Nada de ello sucedió. 

Además de realizarse la elección del Consejo Nacional del partido, se proclamó a su presidenta, Carolina Goic, como precandidata presidencial de la DC. Sin embargo, no se tomó la que, a juicio de los analistas, era la madre de todas las decisiones: si se mediría en primarias de la Nueva Mayoría, o si se saltaría el paso para competir por su opción presidencial directamente en la primera vuelta electoral. 

En la instancia, el conglomerado prefirió retrasar la decisión para, como ellos indicaron, concentrarse en la propuesta programática que entregarán al país para las próximas elecciones.

Para los analistas consultados, la verdadera razón es otra, y muy clara, por lo demás: ganar tiempo y sopesar fuerzas dentro de la coalición una vez que finalice el plazo legal para el refichaje de los partidos. 


Relación incómoda

Las relaciones al interior de la Nueva Mayoría están tensas desde hace tiempo y, sobre todo en los últimos días, numerosas voces han surgido anunciando un potencial quiebre dentro de la coalición de Gobierno. 

El panorama electoral aún es incierto y, mientras Alejandro Guillier se estancó en las encuestas (en Adimark bajó dos puntos), la candidatura de Sebastián Piñera no deja de subir y permanece impermeable a las polémicas, pese a las controversias recientes por su relación con los negocios durante su mandato presidencial. 

En este contexto, se ha hablado mucho de una división al interior de la coalición de Gobierno. Desde distintos sectores de la DC han señalado sentirse incómodos en la Nueva Mayoría y poco representados, algo que otras voces, desde el propio conglomerado, desmienten. 

Para el penquista Marco Hernández, consejero nacional del partido reelegido el sábado en el cargo, no cabe duda alguna de la tensa relación que vive la DC en su domicilio político actual. "No podemos tapar el sol con un dedo. De gran parte del programa de gobierno de Bachelet nos enteramos por la prensa, pero entendemos que para gobernar necesitamos una coalición fuerte, lo que significa llegar a acuerdos. Esto no puede ser una Nueva Mayoría pegada con chicle", acotó.


Mantener es avanzar 

Su opinión, aunque compartida por algunos de sus compañeros de partido, no es una que acomode a todos. Existe otro sector, igual de amplio, que no está de acuerdo con la idea de quebrar al pacto gobiernista.

Entre ellos, está el histórico grupo de "los chascones". Uno de ellos es el vicepresidente del Frente de Profesionales de la DC, el sociólogo Rodolfo Fortunatti, quien afirma que la incomodidad que antes era palpable, ahora es cosa del pasado. 

"Estábamos casi a la mitad del discurso de Carolina cuando ella pidió cuidar nuestro domicilio político. Cuando mencionó eso, la gente la ovacionó. Si hubiéramos tomado la decisión ayer, no me queda duda de que la inmensa mayoría hubiera votado por ir a primarias", relató el militante. 

Estas discrepancias internas, que aún tienen fuerza dentro del partido, se deberán solucionar antes de las primarias. Este es el momento de las definiciones y, ayer, hubo una que la DC prefirió no tomar, por el momento. 


Opiniones diversas

En este contexto, lo que se espera es que en los próximos meses el partido defina si seguirá por el camino de las primarias o pasará directamente a primera vuelta. Aunque Fortunatti señala que "con esta adhesión, las dudas se comienzan a desvanecer", lo cierto es que no hay nada escrito o seguro por el momento. 

Mientras un sector, cada vez más minoritario, se inclina por la opción de primera vuelta, una gran mayoría prefiere las primarias. El intendente del Bío Bío, Rodrigo Díaz, es uno de los que se inclina por este camino, aunque él añade que, más que definir, lo que el sector requiere es "generar un mecanismo que nos ayude a resolver las diferencias. Sólo así podremos generar una alianza que haga mejor política. No pueden decir unos una cosa y luego otros decir lo contrario. Necesitamos ser consistentes".

Hernández discrepa. A su juicio, en este momento el tema ni siquiera depende de la DC, sino que del cumplimiento que los partidos de la coalición puedan dar a las exigencias de la ley para la constitución de los partidos políticos. "Recién ahí podremos conversar. Cualquier otra cosa, hoy, no tienen ningún sentido", aseguró el consejero. 


Apoyo unánime

La proclamación de Carolina Goic como candidata única de la Democracia Cristiana para las próximas presidenciales, no sorprendió a nadie. La candidata tiene todo el apoyo de su partido y eso se demostró. 

"La votación fue unánime y por aclamación. Nadie presentó ningún matiz o reparo en orden a su elección como candidata. Se entendió, por parte del partido, que hoy era necesario hablar sólo de ella, sus ideas y del programa que tiene la DC para el país. Creemos que tenemos muchas y serias posibilidades de lograr un triunfo", señaló el presidente regional de la DC, Nicolás Hauri. 

En este sentido, el apoyo a la candidatura de la timonel es total. Mientras Díaz la consideró "una mujer que oxigena la política y que viene desde las regiones con una política nueva y fresca", el delegado de la Junta Nacional de la DC, Álvaro Ortiz señaló que bajo su mandato se pueden "representar cada uno de los sueños y objetivos que tenemos como nación".

Algunas de sus reformas, presentadas ayer, incluirían materias como seguridad social, salud y educación. Goic desea, además, ayudar a resolver los problemas de los adultos mayores. 

Fortunatti lo relató esperanzado. "Incluso los sectores más extremos se alinearon en favor de su figura. Eso habla de su potencial y la fuerza de su liderazgo. Con su proclamación comienza una etapa de tregua en la centro izquierda y en el partido", declaró. Para él, lo que sucedió el sábado fue una muestra de un futuro brillante. 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF