Las mujeres ante un mundo laboral en transformación

Fecha Publicación: 8/3/2017

En esta fecha, mundialmente, se conmemora el Día Internacional de la Mujer , instancia en la cual se evalúa , independientemente de fronteras nacionales y diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, económicas o políticas, la condición de la mujer tras no menos de noventa años de lucha en pro de la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo.

Parte de esa toma de conciencia comprende el rescate de la participación olvidada u omitida de las mujeres en todo el curso de la historia, de la cual fueron artífices y cuyo desempeño empieza a visualizarse solo en épocas recientes a consecuencia de una lucha plurisecular por participar en la sociedad en igualdad de términos con el hombre.

La idea de un día internacional de la mujer surgió al final del siglo XIX, que fue, en el mundo industrializado, un período de expansión y trastornos sociales, ante el impacto de estos cambios sobre la masa laboral de la cual la mujer era parte en condiciones de clara inferioridad y manifiesto abuso.

Este año, el tema central del Día Internacional de la Mujer será "Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030", una propuesta que tiene como objetivo reconocer los nuevos y acelerados cambios en el mundo laboral y las consecuencias significativas para las mujeres. Por un lado, los avances tecnológicos y por otro la globalización, brindan oportunidades sin precedentes a quienes tienen la posibilidad de acceder a ellos.

En este contexto, apenas el 50 por ciento de las mujeres en edad de trabajar están representadas en la población activa mundial, frente a un 76 por ciento en el caso de los hombres. El género femenino ocupa un lugar muy menor, por sector, así, representan el 65% del área de servicios, 25% el de la agricultura, 13% del industrial, del mismo modo, ocupan solo el 23% de las bancas parlamentarias mundiales y apenas un 4% de puestos directivos generales de empresas.

El mensaje viene de la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, quien describe "el mundo inmutable del trabajo sin recompensa, la escena familiar en todo el mundo; las niñas y sus madres sostienen a la familia con trabajo sin paga y su trayectoria de vida por lo mismo muy distinta de la de los hombres del hogar". 

La organización delata que una abrumadora mayoría de las mujeres trabaja en la economía informal, subvencionando el trabajo de cuidados y doméstico, o con empleos mal remunerados, se enfatiza lo que está mayormente solo en el discurso: lograr la igualdad de género en el trabajo, factor indispensable para el desarrollo sostenible.

Según la Ocde, Chile es el sexto país con menor participación laboral femenina, con una tasa inferior al 54,1% que promedian los países del bloque. Aunque baja, ésta ha venido aumentando en los últimos 20 años, con tendencia a reducir la brecha por género, el incremento se da especialmente entre mujeres casadas. Las jóvenes, de 15 a 24 años, no han aumentado su participación, siendo la participación especialmente baja en los hogares de bajos ingresos.

El otro aspecto intolerable es la violencia, las mujeres y las niñas que son víctimas de violencia pierden su dignidad, viven con miedo y dolor y, en el peor de los casos, lo pagan con su vida.

La sociedad chilena si bien avanza en la igualdad de derechos, tiene deudas pendientes, la equidad de género no es una cesión generosa, es elemental justicia.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF