La suerte es para quien la tiene

Fecha Publicación: 8/3/2017

El tema mayor en las universidades es producir nuevo conocimiento, además de la tarea cotidiana de entregar el conocimiento que actualmente existe a sus estudiantes, la investigación es el modo de generarlo para seguir avanzando. Suele ser un proceso complejo, cuya dificultad principal no radica como pudiera pensarse, en llevarla a cabo, sino en encontrar una pregunta digna de ser respondida y que hasta la fecha no tiene respuesta adecuada.

Es más duro de lo que parece, ya que para saber lo que hace falta es necesario tener completa información sobre lo que hay, de otra manera se termina por inventar la rueda. Es el camino más difícil, reservado para aquellos que se han tomado la molestia de recorrer todo el camino y llegar al punto donde hay una pregunta por resolver.

El otro modo es poner en marcha la capacidad de mirar lo que muchos han mirado, pero ver lo que nadie ha visto, como hizo Fleming al ver los efectos de un hongo sobre los microorganismos. No todos tienen la oportunidad, o la suerte. Hay un cuento de hadas que lo explica; "Las tres princesas de Serendip", una isla donde ocurren cosas buenas, sin buscarlas. 

En el caso de algunos descubrimientos, no pocos, está el requisito adicional de reconocer la oportunidad y sacarle provecho, como el técnico de la 3M, que al ver el fracaso de un adhesivo experimental, que no terminaba de secarse y pegar lo que fuera de una vez por todas, aprovechó esa condición para inventar los papelitos adhesivos amarillos y después de todos colores que con el nombre de Post-it se usan a pasto en un millón de oficinas.

Sin embargo, para la mayoría, no nos queda otra que ponernos a estudiar y trabajar, una de las mejores maneras de tener suerte.



PROCOPIO


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF