Reconocimiento al valor patrimonial del Campus UdeC

Fecha Publicación: 20/2/2017

El valor patrimonial del Campus reside principalmente en poner la arquitectura a la disposición del espacio urbano. Barrio y Ciudad Universitaria son un valor excepcional, que ha repercutido en cómo la comunidad penquista reconoce a la UdeC como un bien urbano, social, cultural.
 

Desde ayer, ya de manera oficial, según consta en la página de Facebook del Consejo de Monumentos Nacionales, el eje histórico del Campus de la Universidad de Concepción es Monumento Histórico. Ya con 97 años, la UdeC (1919) es la tercera universidad en antigüedad de Chile. Pero hay una diferencia con las dos casas de estudios de anterior fundación: la UdeC es la primera que emerge desde un proyecto ciudadano. 

En septiembre pasado, el académico Javier Ramírez Hinrichsen, director del programa de Magíster en Arte y Patrimonio de la UdeC y miembro de Icomos Chile, analizaba el tema en una columna publicada en este medio. Allí sostenía que la singularidad del proyecto impulsado por Enrique Molina y Virginio Gómez, entre otros, era poner de manifiesto la idea de un centro universitario en pos del desarrollo de Concepción, para materializar este vínculo con la ciudad al desarrollar un proyecto universitario–urbano en el hoy llamado Barrio Universitario, inicialmente sector "La Toma". 

El académico cita los valores urbanos y arquitectónicos del campus que se van imponiendo desde la década de 1940, con los edificios de Farmacia, Ciencias Naturales y Oceanográficas, Química, Derecho, Humanidades y Arte, Anatomía, como también el "Campanil y la Casa del Deporte. Más que obras "monumentales", son evidencia de la idea de un conjunto arquitectónico y urbano que va a devenir en la identificación de un paisaje cultural, en el terreno sumado a la trama de la ciudad", precisa. 

Precisa que a contar de 1956, la idea de Barrio, dada por la misma estructura del campus, es una definición ya naturalizada y socializada entre los habitantes de Concepción. Esto sumado a que la condición de que no existían límites urbanos identificados en la continuidad de la trama de las calles. Universidad y ciudad eran una sola. 

Con el rectorado de David Stitchkin se inicia una nueva etapa. "En coherencia de los postulados de la planificación del urbanista austriaco Karl Brüner, se suma un nuevo hito, pero en concordancia a la vocación fundante de la universidad: lo público", destaca Ramírez. Cita también el rol del foro, obra del arquitecto chileno Emilio Duhart, donde se expresará una universidad en que lo público es su centro.

El hecho de la declaratoria, trabajada por el CMN y con su Consejo Asesor de la Región del Bío Bío a inicios de 2016, hay que analizarla y valorarla en perspectiva. La primera, de lo que significa la UdeC para Chile, una institución pública. En la segunda, lo que hay que ejecutar. Fundamentalmente un plan de manejo que siga trabajando lo hecho hasta hoy, pero de manera más orgánica, el futuro de nuestro campus universitario. 

Como bien nos recuerda Ramírez Hinrichsen, más que valores monumentales, el valor patrimonial del Campus reside principalmente en poner la arquitectura a la disposición del espacio urbano: "Barrio y Ciudad Universitaria son un valor excepcional tanto a nivel local, nacional como mundial. Valor único que ha repercutido en como la comunidad penquista reconoce a la UdeC como un bien urbano, social, cultural".

Un valor que ayer fue reconocido por el CNM y en definitiva, por todo el país. En buena hora.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF