Podemos ser héroes

Fecha Publicación: 7/2/2017

Difícilmente olvidaremos el mes de enero que acabamos de dejar atrás. Un mes con récords históricos de calor en la zona central de Chile, pero sobre todo, por incendios voraces que destruyeron cientos de miles de hectáreas de bosques, que arrasaron con poblados completos, con animales, trabajo, sueños... Pero sobre todo, una tragedia que costó la vida a al menos 11 personas.

Fueron días difíciles, y resultó un verdadero alivio enterrar ese mes para el olvido con una suave lluvia estival, que más que nada marca cierre psicológico para unas semanas que rayaron en lo infernal. 

Ya habrá espacio para el balance, para las cifras duras, las pérdidas, las responsabilidades, las evaluaciones de gestión, las condenas y los reproches. Quedémonos, por ahora, con el espíritu y el compromiso de cientos, tal vez miles de personas que pusieron el hombro para hacer frente a los incendios. Los voluntarios de bomberos, que una vez más arriesgaron su vida por los demás, los brigadistas que cumplieron más allá de cualquier deber contractual, y todos aquellos ciudadanos que, con una pala y un balde, ayudaron a desviar el fuego, a rescatar personas y animales, a enfrentar con puro corazón al imprevisible poder de las llamas. A quienes se organizaron para recolectar y repartir agua, comida, mascarillas. A todos aquellos que se sintieron llamados a ayudar, más allá de endulcoradas campañas de formato televisivos, por un ineludible sentido de responsabilidad frente a quienes lo estaban pasando mal. Aquellos anónimos héroes de lo cotidiano de los que habla David Bowie en una de sus canciones más recordadas: "Aunque nada les ahuyentará/ Podemos golpearles/ sólo por un día/ Podemos ser héroes".

PIGMALIÓN


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF