Consejos para un mundo incierto

Fecha Publicación: 5/2/2017

Ya se han encendido las alarmas, los avisos desde las grandes potencias, con las recomendaciones de las voces autorizadas del primer mundo, señales de épocas tumultuosas con actores enloquecidos. Los dueños de la bola de cristal han anunciado que este año es uno lleno de turbulencias, apretones y sofocamientos. Los malabarismos de las ciencias ocultas del mundo financiero se han hecho cargo, dejando fuera de concurso a los horóscopos chinos y otras cábalas.

A nadie parece importarle si el año es del conejo de madera, del gallo de fuego, del gato angora o del ratón de cola larga. Los arcanos están en los numeritos electrónicos, con decimales, que desfilan interminablemente en las pantallas que adornan los templos del dinero, el poderoso caballero. Más poderosos de lo que Quevedo pudo intuir, la voz de la economía en tiempos de globalidad, hace que las reglas del juego estén solo en manos de grupos pequeños, lejanos y misteriosos.

Lo que está claro es que hay que caminar con pie de plomo, aún aquellos que prosperan en tiempos de confusión, entusiastas pescadores de río revuelto. Aun para ellos se ha terminado la garantía de resultados felices, basada en la facilidad para atrapar incautos y las oportunidades para salir indemnes.

Para el común de los mortales, o sea nosotros, es una invitación bastante implícita a regresar a nuestros modos de chilenos sobrios, que a lo mejor no era otra cosa que resignación, ya que no nos quedaba más que andar a palos con el águila. Ahora hay poco ambiente para el comportamiento desenfrenado basado en tarjetas de plástico, tendremos que volver a ser los sobrios caballeros y austeras damas.


PROCOPIO


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF