Cómo reconocer los días infaustos

Fecha Publicación: 16/1/2017

En tiempos de incerteza, hay que aplicarse a fondo para seleccionar la mejor oportunidad para hacer algo, si se espera que salga bien, desde planear el fin de semana, a decidir en qué parte se podría poner algún dinero para que este no se licúe con el paso del tiempo. Los romanos lo tenían mucho más claro, enfermos de prácticos, no estaban dispuestos a perder el tiempo en discusiones inconducentes, por materias en las cuales nadie quiere ponerse de acuerdo, o sea, con todas esas inacabables discusiones y charlas, no les habría quedado tiempo para hacerse cargo del mundo.

De esa manera, lograron dejar algunas cosas tan bien ordenadas que hemos decidido mantenerlas así hasta el día de hoy. Como en este asunto, para ellos gran parte del éxito consistía en elegir el día correcto, empezando con las Calendas, el primer día de cada mes, un buen momento para ponerse al día con las cuentas, de ahí el irónico comentario de pagar para las calendas griegas, o sea, jamás, ya que los griegos de este día en particular no tuvieron noticias.

Los idus, el décimo tercer día de los meses cortos y el día décimo quinto de los meses largos, era una fecha para evitar, si bien es cierto que por esas cosas de la vida en un día de esos asesinaron a Julio César, justo el 15 de Marzo del 44 Ac, para el resto de los mortales también aplica, sin algo tan tremendo, para la gran mayoría de los chilenos coincide con el día del mes que se les acaba la plata. 

Los meses de marzo y mayo eran infaustos, el primero con enorme anticipación a la experiencia nacional de mes fatal con colegios y pagos varios y el segundo ignorado, ya que con gran riesgo dejamos muchas cosas para mayo, no podemos decir que no nos avisaron.



PROCOPIO


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF