Corte confirmó condena contra joven acusado de quemar a trabajador

Fecha Publicación: 11/1/2017

La Defensoría había presentado un recurso para anular el juicio contra I.M.P., el que no fue acogido por el tribunal de Alzada.

 

Carolina Abello Ross
carolina.abello@diarioconcepcion.cl



La Corte de Apelaciones de Concepción confirmó la sentencia dictada por el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Concepción, que condenó a I.M.P. a 7 años de internación en régimen cerrado, con programa de reinserción social, por el ataque contra el cajero de Servipag Pablo Ramírez, quien resultó con gravísimas quemaduras tras el hecho ocurrido el 29 de julio de 2015 en Hualpén. 

Además, se le sentenció a 18 meses de internación en régimen cerrado, con programa de reinserción social, como autor del delito tentado de robo con intimidación, cometido en el 31 de julio de 2015 en Talcahuano.

En fallo unánime, la Quinta Sala del tribunal de alzada ratificó la resolución recurrida, dictada el 23 de octubre pasado, estableciendo que el fallo impugnado realizó una correcta valoración de las pruebas. Esto, porque la defensa interpuso el recurso de nulidad asegurando que las pruebas no habían sido adecuadamente valoradas. 

El defensor del joven, Eduardo Rosado, indicó que "éste era el recurso que quedaba y me parece que el Tribunal ya falló, no adscribió la tesis de la defensa, por lo que él va a cumplir su sentencia en el Centro de Régimen Cerrado, de Coronel". 

Enrique Hernández, uno de los querellantes en el caso que representaron a Ramírez y su familia, recordó que "siempre se planteó la necesidad de lograr justicia, sobre todo en un caso emblemático significativo como éste, donde a poco más de un año y medio de ocurrido un hecho tan grave, se logre una sentencia judicial condenatoria, es precisamente una ocasión para decir que aquí está funcionando el sistema procesal penal, porque antes estas causas duraban eternamente". 

En cuanto al destino de I.M.P., el profesional agregó que el joven "tenía antecedentes penales gravísimos al momento de ser detenido y por eso planteamos que era un peligro para la seguridad de la sociedad. En cuanto al fallo, estamos satisfechos, porque Pablo está muy tranquilo. Ya conoce la resolución, vio que el sistema funcionó y hay que pensar también qué es lo que ocurre con la víctima, que hoy tiene esa sensación de justicia, ya que se condenó a uno de los responsables, ya que el otro falleció durante el proceso, de manera que se permite dar vuelta la pagina". 

Hernández criticó el funcionamiento de la ley Penal Adolescente, "en casos extremos como éste, porque en el momento en que cometió el delito contra Pablo Ramírez se encontraba condenado, "pero con esta ley, tan beneficiosa para adolescentes, no estaba privado de libertad. Si lo hubiera estado, esto no habría ocurrido. Si el Estado tuviera normas para los adolescentes proporcionales a los daños que causan y a los delitos que han cometido, podríamos evitar casos como éste". 

El abogado recordó que Ramírez quedó con secuelas para todo la vida, que está tratando de superar. Agregó que aún está pendiente la demanda laboral contra Servipag, pero aseguró que la empresa ha cumplido todas sus obligaciones con el trabajador, quien sigue con licencia médica. 


 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF