Los profetas del pesimismo

Fecha Publicación: 22/12/2016

La teoría de la Profecía Autocumplida sugiere que si tenemos una creencia firme respecto a algo, acaba cumpliéndose. La conducta de un individuo intenta ser coherente con las creencias que cultiva. Así, en tesis, la visión personal respecto al entorno moldea el comportamiento y, por ende, induce a determinados resultados o experiencias. Si alguien está convencido de que le irá mal en un desafío, cualquiera que sea, difícilmente logrará un resultado que contrarie sus expectativas. Es una predicción que se convierte en la causa de que un hecho se haga realidad.

Es un modelo de razonamiento que puede ser aplicado en distintas materias. Cuando se trata de proyectar o analizar el porvenir económico, por ejemplo. Suele ser demasiado común que los que anticipan crisis estén invariablemente inmersos en ellas. 

El tema quedó expuesto en reciente visita del presidente del Banco Central de Chile, Mario Marcel. La nueva autoridad del Central, que vino a Concepción para presentar el Informe de Política Monetaria, hizo mención de las variables que marcarán el 2017. 

Como la economía es volátil, y con un alto grado de incidencia de las percepciones de los actores económicos, los análisis dependen en gran medida de un factor clave: la confianza. La palabra clave para superar nuestra ralentización económica actual es, pues, confianza. Por eso parece urgente avanzar en la recuperación de las confianzas en todos los ámbitos. Los profetas del pesimismo –más allá que estemos o no de acuerdo con el rumbo de los cambios- seguirán ganando peso en las conciencias, generando certeza en que nos irá mal. El primer paso hacia la profecía autocumplida.

Aquino
 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF