Innovadora gestión de los puertos regionales

Fecha Publicación: 15/12/2016

La Región tiene además otras alternativas para disminuir las consecuencias negativas del alto tráfico portuario, con ese propósito, tras una inversión total cercana a los US$ 700 millones, se ha canalizado un alto porcentaje de envíos que llegan a los muelles por ferrocarril.

 

Tener un mercado competitivo es un desafío y un aliciente, un ámbito exigente que pone a prueba a los mejores y su resultado es siempre positivo para los que logran adaptarse, en una modalidad darwiniana, deja en su sitio a los más aptos. Situaciones de esta naturaleza han puesto a prueba a los puertos de la Región.

Efectivamente, en nuestra región hay ocho puertos que compiten en su capacidad de movilizar cargamentos y para obtener la confianza de las compañías navieras; de esa manera, por ejemplo, los puertos de Lirquén, San Vicente y Coronel, realizaron inversiones en infraestructura y maquinaria por un monto de aproximadamente 245 millones de dólares. Hay que considerar que por esos puertos se movilizan el 23% de los contenedores que entran o salen del país. Por esos tres puertos sale el salmón del sur, la fruta de las quintas entre Linares y Angol, y también los productos madereros.

La expresión periférica de ese volumen de carga se manifiesta en el número de camiones que lo transporta, en los días de más movimiento, las colas de máquinas se pueden extender por varias cuadras, lo cual no es de extrañar, en la Octava Región se mueven cada año unos 730 mil contenedores, o sea los camiones hacen 730 mil viajes de ida, y otros tantos de regreso, por las calles de Talcahuano y Coronel, las comunas puerto de la Región, miles de camiones, que afectan el tránsito en la ciudad, y muchas veces, algunos que quieren acortar el camino circulan por calles y los pasajes de las poblaciones que hay cerca de los puertos, con las consecuencias para los pobladores fáciles de imaginar.

Como una solución exitosa se ha implementado un plan piloto de gestión, para bajar los índices de congestión frente a terminales, mediante una plataforma que reduce el tiempo que demoran los trámites de los camioneros , haciendo expedita la acción de agentes de aduana, inspectores y otros funcionarios involucrados en la cadena exportadora. Con este nuevo dispositivo un camión entra al puerto y sale descargado, en un lapso aproximado de 15 minutos, notable mejora en comparación con cuatro horas o más de trámites tradicionales antes de autorizar el embarque.

En estas innovaciones han estado involucrados no solo los exportadores, sino también los municipios -que son los que destinan recursos para reparar calles- por tanto resultan disponibles para colaborar con un programa de modernización de la gestión portuaria que se pretende aplicar en todos los puertos del Bío Bío. La iniciativa se llama Sistema Unificado de Redes Logísticas, con el concepto que toda la tramitación de estas cargas, entre instituciones de Gobierno, exportadores y puertos se haga en línea. 

La Región tiene además otras alternativas para disminuir las consecuencias negativas del alto tráfico portuario, con ese propósito, tras una inversión total cercana a los US$ 700 millones, se ha canalizado un alto porcentaje de envíos que llega a los muelles por ferrocarril, más la reciente entrega de y dos carreteras de alto estándar, para conectar a los puertos con Arauco y el sur del país. 

Es este el tipo de respuesta regional la necesaria para el crecimiento, no mediante la espera de acuerdos parlamentarios de descentralización acotada y cautiva, sino con la autoridad de ser potencia productiva con voluntad de crecimiento autónomo en el concierto del desarrollo nacional. 
 


 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF